viernes, diciembre 28, 2007

Mi blog y yo

Blog: Oye Vito
Vito: Dime blog
B: ¿Te has dado cuenta de que ya no me lee casi nadie?
V: Sí, la verdad es que ya no entra mucha gente aquí.
B: Me da pena. Yo creo que desde que cambiaste el diseño, la gente pasa. Lo de “Vayan pasando” lo hacen pero sin pasar, o sea, pasando de mi.
V: No, si tienes razón. Pasan de ti y de paso de mí, no sé si lo captas.
B: Con la de gente que entraba antes y comentaba. De todos los países. Ahora entra algún argentino despistado o alguna mujer jaspeada con nombre de metal.
V: Que conste que no toda la culpa es mía, aunque sea yo quien te escriba.
B: ¿Ah no? Pues mía sí que no es. Lo que tú escribes yo lo muestro con elegancia. A ver si encima voy a ser yo el culpable del bajón de tus visitas.
V: No te pongas chulito hombre, que tienes razón. Pero como casi siempre pasa en la vida, no tienes la razón absoluta. A ver, analicemos como amigos qué es lo que pasa.
B: A mi modesto entender, lo que pasa es que ya no escribes cosas divertidas, ni pones dibujos, ni fotos, ni nada más que alguna canción de esas que grabas.
V: Y luego está lo de que no visito a tus colegas escritos por sus respectivas personas y cuando los visito o bien no publican desde hace meses o no me apetece contestar lo publicado.
B: Claro, cachondo, es que si no contestas ¿cómo quieres que entre luego la gente a contestar en mi?
V: Si es que me da pereza. Bueno; vamos a hacer una cosa. Yo iré escribiendo cosas en ti y oye: mientras nos guste a ambos tampoco hay tanto problema ¿no?
B: Desde luego esta conversación que hemos tenido me ha gustado. Al final está hasta bien esta manía que tienes de humanizarlo todo, Vito. De otro modo no hubiéramos hablado como personas civilizadas.
V: Ni hubiéramos conversado como medusas; ¡qué tío! Ya te advierto para que no te hagas muchas ilusiones, que no creo que esta entrada tenga más de 4 o 5 comentarios, pero como a ambos nos ha venido bien hablar, pues te la copio y pego desde Word.
B: ¿Te puedo pedir una cosa?
V: Pide por esa blogquita.
B: Anda, publica esto con letras grandotas y en color.
V: Vale, si te apetece, así lo haré.
B: Gracias, Vito.
V: De nada, blog. Gracias a ti por dejarme escribirte.

sábado, diciembre 22, 2007

74027

Soy la bolita número 74027 del Sorteo de la Lotería Nacional conocido abreviadamente por “el de Navidad”.

Menudo mareo toda la mañana dando vueltas en el bombo junto a mis 84999 bolas hermanas (según salían íbamos siendo menos; claro) igualitas que yo, con un agujero tal que si fuésemos planetas, nos atravesaría de Polo Norte a Polo Sur y nuestros continentes y mares serían los números troquelados que nos hacen distintas al resto de bolitas.

Hoy no he tocado. O sea, hoy no he sido ni el Gordo, ni ningún premio importante. Por no ser, no he sido ni pedrea. No sé si en alguna ocasión he sido un premio importante. Cuando nos crean, nos dicen que cuando seamos un premio grande, nos olvidemos de ello, pues no es mérito nuestro el salir o dejar de hacerlo, sino de las indescifrables fórmulas matemáticas que hacen que las cientos de clotoides o parábolas pluridireccionales por las que nos movemos en el bombo hagan que salgamos al aire desde el apelotonamiento de le estrechísima salida. No conviene además que nos hinchemos mucho con nuestro orgullo, pues al crecer una micra, ya nunca podríamos salir por el agujerito aunque estuviésemos solas. Nos atascaríamos con nuestro propio orgullo indebido.

Lo que si he tenido ha sido la suerte de ver, aunque un poco de lado, como mi hermanita 6381 salía premiada con el Gordo. Me he alegrado por ella, aunque apenas he cruzado en mi vida unos simples buenos días con esta bola, pero me ha gustado que saliese ella porque a los humanos les gusta llamar feos a este tipo de números. Seguro que ha salido guapísima en la tele. Ellos sí que son feos, y bastante tontos además.

Bueno; me despido, que nos van a guardar. Yo duermo entre mis hermanitas 74026 y 74028. Nos tiramos un año durmiendo. Ojalá el año que viene me toque salir y ser acariciada por la manita y ser cantado mi número por alguna niña o algún niño de San Ildefonso.

Voy a soñar que dicen: Setentaycuatromiiiilveintisieteeeee. Tresmillonessssdeurooosss…

A dormir.

Chao.

jueves, diciembre 13, 2007

Es Cato; Lógico

Aun estando en los albores superficiales de mis recién empezados estudios de psicología, dudo que aunque logre ser el psicólogo de los psicólogos, el Premio Nobel de psicología, el Sigmund Freud (pronúnciese froid) del siglo XXI, creo que ni siquiera en ese estado de absoluto conocimiento de la mente humana y sus comportamientos logre descifrar qué proceso ha hecho que un vecino del inmueble donde duermo (porque vivir, lo que se dice vivir, vivo en el trabajo o en los bares o por ahí) haya tomado la decisión de regar con heces y orín tanto la puerta de entrada al inmueble como los buzones como el suelo de mármol.

Uno podría pensar que el vecino al que le estamos inundando con nuestras miserias (por un atasco mayúsculo debido a unas obras medio ilegales realizadas por este hombrecito), miserias entre las que se encuentran: condones, compresas, trapos, vasos y hasta una corbata con su nudo y todo, ha decidido compartir esa caca comunitaria con todos los miembros de la vecindad.

Pero si así fuese, no se habría solidarizado (o sí) con los anonadados habitantes de esa casa que ayer veíamos y olíamos la escena que en sí era de zarzuela, de España profunda, pues había quien se empeñaba en dar importancia a las mierdas de cartas llenas de mierda que asomaban por los cagados buzones.

Claro que si no ha sido él (aunque es probable que si haya sido y haya disimulado)

¿Quién en su sano juicio es capaz de ir con un cubo de esos de goma blanda, recoger en casa del “sospechoso” el material a esparcir y distribuirlo con el arte y la soltura con el que ha sido dispuesto y compartido con todos, como hermanos que somos?

Habrá que psicoanalizarle; como poco.

La humanidad me agota y encima apesta (apestamos)

jueves, diciembre 06, 2007

Esta entrada no se llama nada

Necesito limpiar mi disco duro mental.

Y no me refiero a que esté todo el rato pensando en sexo, ni siquiera estoy pensando en utilizar Don Limpio que deja sus neuronas con un brillo nunca antes visto y absolutamente insuperable, sino que necesito decir esas cosas automáticas que de vez en cuando se dicen.

¿No da gusto muchas veces decir lo que no se ha pensado antes y ver la cara que pone el interlocutor de turno?

Te dicen de pequeño: “Piensa antes de hablar”. Y tú piensas: “Iros todos los profesores de esta mierda de escuela a la mierda misma”, pero vas y piensas y te vas haciendo educadito y bienhablado: “Muchas gracias. Está todo muy rico” mientras te da vueltas el estómago del asco que te ha dado el caramelo asqueroso ese de anís.

Pero claro, tampoco me apetece borrar el disco duro. Con la de carpetas que tiene con cosas tan inútiles como necesarias una vez eliminadas.

Aunque, vale, voy a borrar algunas carpetas.

Mientras; le iré dando vueltas al caso extraño del molinero de un pueblo de Segovia que echó sus granos de trigo a la muela y al ir a recoger su harina vio que lo que salía de la trampilla era aceite. Probó a echar maíz y le salió por la trampilla una ristra de chorizos de esos picantitos del Bierzo. Echó otra vez trigo y le salieron veinte conejitos cantando el Requiem de Mozart. Echó mil botones de colores y le salieron cincuenta y siete mil doscientos trece granos de trigo, cada uno con su numerito marcado a fuego. Los echó por orden y le salieron mil bollus preñaus con un choricito dentro y unas orejitas de conejo también de pan en las que ponía Aleluya. Por fin algo lógico, dijo el molinero satisfecho.

miércoles, noviembre 28, 2007

Decisiones inmediatas

Cuantas veces se da en la vida de un hombre la circunstancia, un tanto desesperante, de tener que decidir entre dos o más opciones, que según sea la elección, pueden cambiar el rumbo del día, cuando no de la misma vida entera. Suele además ser difícil la decisión entre cualquiera de las propuestas, pues no se acostumbra a dar el hecho de que uno de los caminos sea claramente ventajoso para nosotros con respecto al otro o a los otros, sino que diferentes matices, casi imperceptibles, hacen que esa elección se vuelva turbulenta para nuestra mente, que en pocos segundos tiene que convencerse de la bondad de la acción escogida. Y no hay tiempo. ¿Qué tenéis hoy?. Tenemos cocido completo; aparte de primero tenemos la sopa del cocido, ensalada mixta, alcachofas con jamón y espárragos con mayonesa; de segundo el segundo de cocido, alitas de pollo, filete de ternera con patatas y pescadillas que se muerden la cola. Pues cocido a muerte, de beber vino con casera y agua. De postre hay natillas, pudín, flan con nata, tarta de Santiago, tarta al whisky, cuajada con miel, uvas, melón, mandarinas y manzana. Un cortao. Vale.

sábado, noviembre 17, 2007

Psicologías

Llevaba tanto tiempo sin estudiar, que la maquinaria que aún conservaba en mi cabeza para estos menesteres, aunque existe; yace más bien oxidada y olvidada en un rincón de mi sesera. Ahora esa pobre maquinaria anda desperezándose extrañada, engrasando sus viejas tuercas pues al supuesto dueño de esa mente, le ha entrado de repente la gana de estudiar.

Ahora precisamente que no necesito ese conocimiento para nada tangible, aunque espero que sí para una de esas íntimas satisfacciones que le hacen a uno sentir vivo.

Y ando estos días mezclando conjuntos disjuntos con fonemas y Revoluciones Francesas con Utopías Skinnerianas en una suerte de batiburrillo que está obligando a mi neurona a dejar pasar con cuentagotas a esas ecuaciones de segundo grado mezcladas con la fogosidad del General Narváez que ayudó con mano firme a que el reinado de Isabel II no fuese tan desastroso.

Nunca me he querido justificar ante la inexistencia pertinaz de entradas en este mi blog, pero es que estos días he empezado el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años; que como yo digo estos días a mis amigos: con los 51 años que tengo lo mismo tengo que hacer no uno, sino dos cursos.

Si apruebo; me embarcaré en el estudio no sé si de la Psicología, de Psicología o de una Psicología. Se admiten pacientes potenciales a partir de ahora. Apúntense en la lista de espera adjunta, aunque ya he leído en las primeras páginas que no hay que confundir Psicología con Psicoterapia y menos con Parapsicología.

martes, octubre 23, 2007

Radio Futura

Wenceslao pone la radio como todas las mañanas para escuchar las primeras noticias del día mientras medio dormido se prepara su café con leche y sus tostadas con aceite y tomate.

Aún a punto de despertarse sonríe mirando al pequeño receptor que tiene en la cocina y musita: “Estos cachondos se han equivocado de día, que despiste”.

En efecto al locutor ha dicho: “Buenos días; son las siete de la mañana de este viernes 26 de octubre. Estas son las principales noticias del día...” .

Para cerciorarse mira su reloj y uno que también tiene en la cocina que es uno de esos que se cuelga y que además de la hora pone la fecha y en ambos y en su ordenador que enciende con la taza en la mano dice lo que es: que estamos a jueves 25 de octubre. Las noticias son igual de desastrosas y angustiosas que todos los días, pero Wenceslao escucha un poco sorprendido que al final de las noticias de deportes dan resultados de partidos de fútbol y baloncesto que todavía no se han jugado, o mejor dicho que se van a jugar este jueves que acaba de empezar.

Instintivamente, cuando antes de despedir las noticias dan los números ganadores del sorteo de la primitiva del jueves: “o sea de hoy”; se dice cada vez más despierto Wenceslao; los apunta.

Además dicen que sólo ha habido un acertante desconocido de seis que vive en su ciudad y que se ha llevado el bote de 134 millones de €...

El corazón le da un vuelco, traga saliva y sus testículos se encogen ligeramente. Sale de casa hacia su trabajo y compra el periódico: 25 de octubre. Se mete en el Metro y le dan el 20 minutos: 25 de octubre. Se toca el bolsillo de la camisa donde lleva apuntados los números ganadores y siente otro vuelco de corazón.

Ya en su trabajo espera ansioso la hora de ir a tomar café y se debate entre la idea de jugar los números que escuchó a las siete y pico con sus compañeros o jugarlo sólo. Decide jugar unos números cualesquiera con ellos y fingiendo que tiene que ir al banco cuando vuelve del café, se dirige nervioso al despacho donde se echa la primitiva y la juega.

Respira hondo y trata de calmar la taquicardia que le azota el pecho.

Pasa varios días escuchando las noticias de “mañana” sin atreverse a salir de casa pues el remordimiento de verse millonario a traición le hiere hasta la última de sus entrañas.

El día 12 de noviembre escucha aterrorizado: “Buenos días; son las 7 de la mañana; es martes 13 de noviembre y abrimos con una noticia sorprendente que ayer, debido a otros temas de actualidad tuvimos que obviar. Se trata de la explosión de una bombona de gas producida hace un día; más o menos a estas horas de la mañana; en la calle Pérez Galdós de nuestra ciudad, que hizo que la casa sita en el número 24, se derrumbase por completo. Esta desgraciada noticia tiene tintes tan macabros como curiosos, pues entre los escombros se ha encontrado muerto entre otros a Wenceslao Marcos que vivía en el 4ºC y aquí viene lo curioso, señores oyentes. Las destrozadas manos de Wenceslao Marcos atenazaban el boleto de la lotería primitiva premiado con el bote de 134 millones de € que hace unas semanas recayó en un convecino de esta ciudad y que hasta ayer era anónimo. Según los bomberos, la explosión se produjo en la cocina del propio Wenceslao; que debió despistarse por algo y se dejó el gas abierto."... ¡Pummmm!

sábado, octubre 20, 2007

Despertador

Aburrido de hacer zapping, se metió en la cama más temprano de lo que acostumbraba. Tenía que madrugar levantándose como un reloj a las 6:30 atendiendo la llamada del también reloj despertador que casi todos tenemos en nuestra mesilla y que a mí siempre me parece que es una vida un poco triste la de los despertadores, pues tienen que estar toda la noche “tictactictactictac” despiertos como búhos y mirando su relojito de pulsera para ver que va a la misma hora que las manillas que tienen en la nariz y que parecen no sentir ninguna pena por nosotros que plácidamente soñamos indefensos ante el inminente “¡riiiiiiiiing!” apremiante y madrugador, dándome en fin la impresión de que son un poco sádicos pues disfrutan con nuestras pintas recién despiertos y a lo mejor son un poco masoquistas también pues parece gustarles el golpetazo con el que les decimos que ya hemos oído su llamada.

Luego; cuando no estamos; creo que aprovechan para echarse un rico sueñecito mañanero.

El caso es que él, solía meterse en la cama pasadas las 12, pero esa noche estaba la tele muy tonta y decidió irse a dormir a las 11 y pico. Despertó al viejo despertador que no había fallado nunca, no como esos digitales, que en cuanto se va la luz se quedan parpadeando sus bobos 00:00 que en el argot de los despertadores en como un encefalograma plano, comprobó; como cada noche; que la manilla de las 6:30 estaba en las 6:30 y a pesar de que no tenía sueño, se quedó dormido enseguida.

El despertador no había pegado segundero en todo el día, así que se pasó toda esa noche medio dormitando y temiendo que no iba a llegar a las 6:30 ni loco. Además, por primera vez en su “tictac-vida”, pensó que había despertado miles de veces a gentes que incluso ya no estaban en este mundo…

Cavilando estas cosas, se quedó; se quedaron; dormidos 15 años seguidos.

Cuando despertaron, creyeron estar soñando, pues se encontraban en una especie de jaima bereber rodeados de telas bellísimas, de frutas frescas y dulzonamente olorosas, de zumos, de exóticas mujeres, de apuestos árabes o bereberes (que cualquiera lo sabe después de 15 años de sueño) y de camellos de pestañas negras y misteriosas los cuales (humanos y camellos)saludaban a los durmientes despertados con sonrisas sinceras y con inclinaciones de respeto y amistad. El despertador y él se miraron y se alegraron de verse en ese sitio tan raro. Cuando se dieron cuenta de que no estaban soñando ni se habían muerto, el viejo despertador le pidió que le quitase la manilla de las 6:30 para que aunque durmiesen otros 15 años y se despertasen en Manhattan, ya no volviera a sonar el “¡riiiing!” ese de todas las mañanas.

Sin embargo y como recuerdo de su vida pasada, convinieron con humanos y camellos que la hora del té moruno se instituyera en aquel remoto y desconocido oasis a las 6:30 de la tarde; por supuesto; lo que llenó de orgullo y alegría al viejo despertador que se estiró bostezando y mirando su relojito de pulsera.

martes, octubre 16, 2007

sábado, octubre 13, 2007

200 entradas y sin saber qué decir...

Me había puesto a escribir una cosa dándome cuenta que algo muy parecido a eso ya lo había escrito antes en este blog en el que acabo de reparar que ya he dicho, dibujado, cantado, etc; 200 veces.

Total, que le he dado a retroceder y aquí estoy confesándolo. A casi todo el entorno de bloggers amigos me parece que les está pasando esto, que decimos que estamos como apáticos a la hora de contar cosas aquí, pero yo creo que en mi caso no es tanto esa apatía o vagancia en la que trato de escudarme sino en que las pocas ligeramente interesantes u ocurrentes que me vienen a la cabeza, resulta que ya las he dicho antes.

Eso en el mejor de los casos, porque con el tiempo, yo me temo que voy a escribir alguna cosa que de buena fe habré olvidado que escribí alguna vez y me veré a mí mismo plagiado y me tendré que denunciar por haberme desdoblado de esa manera tan chocante. Porque una cosa es que uno tenga un pensamiento correcto y educado para relacionarse con el resto de la humanidad blogger o normal y otra es que ese otro pensamiento un poco transgresor y más bien gamberro no sólo salga a la luz, sino que se apropie de las ideas del pensamiento ese que yo llamo normal (pero que cualquiera sabe lo que es) y se haga el chulito y se interponga en el pseudo correcto.

Y va a resultar que mis dos pensamientos y yo; que creo que soy otro pensamiento externo; estamos escribiendo esto a sabiendas de que nos estamos copiando incapaces de deshacernos los unos de los otros. Claro que estas cosas también pasan en las parejas, cuando al principio te parece fascinante todo lo nuevo que te cuentan tu chica y sus dos pensamientos, pero que luego, pasados unos meses, todo eso tan nuevo y tan fascinante se hace dejà vu se hace ‘síyamelohascontadocielo’ y se hace al final el bendito y salvador silencio siempre igual pero siempre distinto y señorial.

Venga, hazte protagonista; pensamiento gamberro y di esas cosas que mi boca no te deja sonar… Anda, ahora dice que se calla, que otro día hablará… Si es que mira que se parece a mí el pensamiento rebelde éste... Dice que hablará en el 201...

lunes, octubre 08, 2007

El Arte Vive

Una insecto poeta llamada luciérnaga, me pide que publique este manifiesto. Como copiar y pegar no cuesta nada, lo hago con mucho gusto.

Nació como una iniciativa poética pero pasó de boca en boca convirtiéndose en una ACCIÓN ARTÍSTICA.
¿El objetivo? Demostrar que EL ARTE VIVE, en todas partes, a todas horas, con apoyos económicos y sin ellos, que en este siglo LA SENSIBILIDAD TIENE VOZ y pretende ser también ARMA.
Desde hace un tiempo internet está moviendo a grandes poetas, fotógrafos, músicos y demás, muchos de ellos reconocidos y premiados, muchos otros anónimos.
El Arte, en cualquiera de sus manifestaciones, es lo que hace que el humano sea Humano.
Se ha establecido que el día 30 de Noviembre vamos a concentrarnos en distintas ciudades de España, para poner al alcance de todo el mundo, de una manera gratuita el arte canónico y periférico.
Cada ciudad establecerá el lugar y la hora exacta a través de los comentarios que iréis dejando en http://www.arteenlascalles.blogspot.com/ y cuando esté todo claro lo difundiremos de una manera oficial a través de radio, tv y periódicos.
Pero hay algo muy importante. ESTO NO PUEDE FUNCIONAR SIN TU AYUDA. Como artista, o como público, tienes que manifestar tu apoyo, mover tu ficha.
Por favor, entra, y comenta: http://www.arteenlascalles.blogspot.com/

domingo, septiembre 30, 2007

Animadrid y magnetismo



Ayer estuve en la sesión de las 21:00 de Animadrid que es un festival de cortos de animación que se celebra en una población cercana a Madrid llamada Pozuelo de Alarcón.

Madrid estaba muy animada pero no por los cortos esos, sino porque había una manifestación de policías (el mundo al revés) que fue disuelta por ciudadanos normales: por padres de familia que salían del Parque de El Retiro con sus niños y que con los globos alargados que habían comprado en el parque y con las pistolas de agua que llevaban desde casa, intimidaron a los otrora feroces polizontes dándoles con los globos-porra y disolviéndolos (en sentido figurado, no como si fuesen azucarillos) con el chorro de agua clara de la colorida pistola acuífera.

Todo ello hizo que el bus que me llevaba a Plaza de España tuviera que recorrer calles imposibles por lo que llegué a dicha Plaza de España justo para coger otro bus; éste gratuito; (inaudito que haya “algo” gratuito) y que Animadrid pone a disposición de los que nos acercamos al festival o bien porque somos pobres y no tenemos vehículo (no es mi caso) o bien porque antes han ido otros que me devolverán a casa en su vehículo (si es mi caso); bus que a las 19:07 salió hacia Pozuelo de Alarcón.

A las 19:26 ya estaba yo en el Teatro Mira y como las entradas para la sesión de las 21:00 no se ponían a la venta hasta las 20:00, me dediqué a una cosa que me suele gustar hacer y que últimamente no hago tanto (la vida que te lleva y te trae) que es mimetizarme en el entorno, sentarme por ejemplo en un banco y desaparecer para así ver y escuchar a otros humanos sin ser ni visto ni escuchado (esto último es más fácil porque cuando yo me mimetizo, me callo como un pez globo y no me oigo ni yo).

Una de las cosas más curiosas que observé ; ya invisible desde mi banco; fue una escalera triple aparentemente normal (cuya foto adjunto) que entre tramo paralelo y tramo paralelo contaba con una rampa de piedras encachadas que sin duda contaban con una extraña propiedad magnética o hipnótica pues cada una de las parejas que se acercaban a esas escaleras con niños (supuestamente propios aunque bien podían ser sus tíos), veían impotentes como las rampas de piedra atraían a sus hijos (o sobrinos) que; obnubilados; eran ya incapaces de obedecer cualquier orden o ruego paterno (o tial) y bajaban y subían por las peligrosísimas piedras (a ojos de los cobardicas adultos sean lo que sean de los niños) llenos de incontrolada alegría y desobediencia supina ante el creciente desespere de los antedichos. Sólo una pareja logró sacar a su niño de las fauces rampescas con un simple: Jorge, por ahí no (de la madre), si es que (de la madre), "siesquesiesquesiesque" (aseveración rotunda del padre).

Así las cosas llegaron las 20:06 y sin cola alguna compré mi entrada, esperé a que salieran de la sesión de las 19:00 mi hermana y EvaFer.

Desde las 20:56 y junto a Eva que salió canina de los cortos, nos dio tiempo a comer un perrito caliente (aunque el mio estaba un poco frio) otro a ella, a comprar un zumo y una botella de agua y una lata de coca cola y a que nos dieran las vueltas; por favor.

Nos comimos el perrito frio caliente a la misma velocidad que ese japonés flaquito que todos los años gana un concurso de comer perritos calientes en New York a gordos gordísimos norteamericanos que se quedan con cara de tontos y boca llena de kétchup maldiciendo al nipón.
El hot dog frio japonés se me quedó doblado en la entrada del estómago y también en la entrada de la sala misma, excepto un trocito que intenté esconder en vano medio aplastado en mi mano izquierda, ya que en la derecha llevaba un enorme e inútil paraguas (no llovió).

Y digo que intenté esconderlo porque no pude ya que una amable señorita de la organización; sin duda para fastidiarme, me dio un lápiz con una goma detrás y un papelito donde había que puntuar los cortos que íbamos a ver, así que me metí el trozo aplastado de un golpe en la boca, con las manos llenas de grasa cogí lo que me daban y farfullé un “frafias”.
A las 20:59 y mientras me iba dando golpes para ver si entraba o salía el maldito último trozo aplastado de perrito encajado en mi pobre duodeno conseguimos sentarnos en nuestras butacas.
Eso sí, yo morado viendo mi vida en diapos y creyendo inocentemente que eran ya los cortos hasta que me vi vestido de comunión y dije, pues es que no, que me estoy ahogando o algo.
Menos mal que gracias a San Petersburgo conseguí beber un sorbo de la Coca Cola que Eva había escondido para que no nos descubriesen metiendo comida y bebida en la impoluta sala y reviví ya del todo mientras mi vida en Dolby Surround se apagaba hasta otra ocasión futura y espero que lejana….

Por cierto, los cortos bastante flojitos como la mayoría de arte contemporáneo que nos acecha tan cool y tan vacío. Hasta pensé en hacer un corto yo mismo de la rampa hipnótico magnética y de la ingesta de un perrito caliente en cero coma.

Buscaré un sponsor o me lo autoproduciré. A ver si me pasan el 3DStudio Max Pirata de una vez por todas.

sábado, septiembre 22, 2007

El Premio y Read My Lips

Como estoy un poco vago, voy a hacer un post en dos... o dos posts en uno; según se mire. Una de mis enlazadas que se llama monik a quien leo y me lee, me concedió el otro día; junto a otros 6 blogers; un meme/premio al blog solidario desde esta entrada suya.

Ahora la gracia estaría en premiar a mi vez me parece que 7 blogs que yo considere solidarios. Pero no señor: como estoy vago vaguísimo, no voy a premiar a nadie nombrándolos per se, aunque para compensar este despecho, regalo a mis lectores (como si fuese el primer fascículo de una de esas colecciones postveraniegas que tanto me gustan ver aunque no comprar) una canción original de Mary Chapin Carpenter llamada: Read My Lips y ahora cantada por mí a dos voces y con dos guitarras. Obviamente, esto lo he grabado en cuatro pistas diferentes, pues ni tengo dos gargantas ni cuatro brazos... creo.

Los primeros 7 blogs que entren, dense por premiados solidariamente y cantados y tocados dos veces.


miércoles, septiembre 12, 2007

El alfarero

Vive solo en su alfarería. Si le contase a alguien que recordaba el tacto, la forma, el sonido y la cocción de cada uno de los cacharros a los que sus recias y a la vez dulces manos han dado forma, le tomarían por loco. A decir verdad, ya le toman por poco cuerdo las gentes del pueblo al analizar su vida, tan pobre a los ojos cerriles de sus convecinos, pero tan rica en el interior de Carlos.

Piensa: “¿Cómo contar con toda naturalidad que cuando un botijo que yo he hecho se rompe a 100 kilómetros de aquí, yo lo siento, lo oigo romperse en mi interior y me da pena, no sé si tanto como si fuese un hijo mío de carne y hueso, pero sí con el dolor tan poco medible (al fin y al cabo) de perder a un hijo de barro y agua al que yo di vida hace diez años?”.

A Carlos le gusta tanto crear objetos de arcilla que se pone a pensar en que la historia de Adán y Eva es una soberana tontería.

Piensa: “Si la Biblia fuese verdad, Dios es que fue bobo. ¿A quién se le ocurre hacer a un hombre de barro?... Por Dios; reDios: ¡Hombre; haz primero a la mujer, so pasmarote!. Es lo más fácil y maravilloso del mundo. Mira Dios; coges un buen trozo de barro, lo pones en el torno, le das vueltas, vas echando agua sabiamente y cierras los ojos. ¡¿Ves?!. ¿A que parece que estás acariciando la perfecta curvatura de una cadera de mujer?”

Dios le dice: “No, si ya, si tienes razón Carlitos, pero lo hecho, hecho está, sea verdad o mentira bíblica”.

Carlos abre los ojos, sonriendo ante el chiste divino, y acaricia dando un golpecito a la cadera que entre él y el novato Dios acaban de crear. El masculino y brutote barro se ha convertido en femenina y suave arcilla con la que Carlos engendra todos los días a sus hijos botijos, vasijas, cazuelas y recipientes de Dios… y de él, que es el maestro alfarero.

viernes, agosto 31, 2007

Mario

Mario apareció un día en una plaza de la gran ciudad. La plaza la forman tres inmensos bloques de viviendas que forman una U que se convierte en O al cerrarse ese hueco con una iglesia. Mario habla poco, solo cuando alguna neurona le hace recordar lo que es o lo que fue. No se sabe mucho de Mario. Tendrá unos 30 o 35 años aunque en sus ojos se ve el dolor de la pérdida y la locura a la vez que la inocencia y el amor de un niño. Llueva o nieve, Mario duerme al raso, a la intemperie, como ejerciendo una especie de libertad ganada en no se sabe que partida de cartas, como saboreando su derecho a respirar y a no tener techo ni paredes que le opriman. Cuando Mario ve pasar alguna nube, mira hacia ella, sopla fuerte y dice: “Nube, soy tu viento...” Y la nube le obedece dulcemente y se mueve con su soplido hacia el Este. Dos chicas han adoptado en parte a Mario venciendo la inevitable sensación de enfrentarse a un humano extraño que las pocas veces que habla les cuenta unas vidas quizás inventadas o recordadas u olvidadas a propósito. Las chicas se llaman Ana y Noemí. El pasado invierno le compraron un saco de dormir. Cuando se lo dieron; Mario (que estaba en uno de sus días de no poder o no querer o no saber hablar) puso el dedo pulgar de su mano derecha hacia arriba en señal de gracias y de aprobación y de cariño a sus ángeles. Lo compraron con tanto tino que esa misma noche nevó intensamente en la gran ciudad. Ana y Noemí se asomaron varias veces durante la noche, preocupadas aunque reconfortadas al ver a Mario bien embutido en su saco recién estrenado. A ambas les dio un vuelco el corazón cuando por la mañana apareció todo nevado y tan inamovible como Mario en su saco también nevado. Se miraron y creyeron compungidas que Mario no había superado la noche empeñado en dormir sin techo. Sin embargo; en ese mismo instante, Mario se removió, salió de su saco, se desperezó, tocó la nieve, la acarició más bien y dibujó una sonrisa en la superficie nevada bien grande hacia la ventana donde Ana y Noemí imitaban llorando de alegría esa sonrisa de nieve cálida y amorosa.

viernes, agosto 17, 2007

Charlas veraniegas

Él: ¿Sabes que es lo que menos me gusta de este chiringuito de esta playa?

Ella: ¿Qué?

Él: Pues el chiringuito en sí. Mira; los camareros que tardan horas en traerte una maldita coca cola, que parece que les has pedido la condenada fórmula secreta del brebaje americano que el otro día salió en el Trivial cómo se llamaba. ¿Te acuerdas?

Ella: Me acuerdo que salió la pregunta, De la respuesta no me acuerdo como pasa con casi todas las preguntas de ese juego, que vuelves a jugar otro día y no recuerdas que era algo así como X77. Anda, pídele a este camarero que se llama Paco aunque no atienda por su nombre un par de coca colas.

Él: ¡Paco! ¡Pacoooo! ¡Pac!. Nada, ni caso. Joder con el chiringo este. Este tal Paco; ¿no será por ventura ciego y sordo de nacimiento y por una de esas historias de trabajos sociales le tienen aquí dando tumbos de una mesa a otra sin servir ni cobrar?

Ella: Por lo menos el chiringuito este nos sale barato, porque las dos cañas de ayer y los dos tintos de verano del martes no pudimos llegar a pagarlas. Un siglo esperando a que Paco o sus otros compañeros Pacos ciegos y sordos nos atendiesen y tuvimos que hacer sendos “sinpas”* que no se a ti; cariño; pero a mí me está empezando a gustar eso de no pagar, jaja.

Él: Yo es que ya sabes que soy tonto y me tiembla todo el cuerpo del delito. Vamos, que parece que he robado la Capilla Sixtina y me la he metido en el sobaco y está a punto de descubrirme Paco que se ha chivado a Benedicto XVI, jaja.

Ella: Y encima el calor o mejor dicho: “la caló” que hace que no corre una pizca de aire. Paco: échanos setenta litros de agua helada por la cabeza…

Él: Estaría bueno que te escuchase; niña, jaja. Ni coca colas ni nada. Setenta litros de agua helada. Seguro que “tendríamos” que hacer otro “sinpa”.

Ella: ¿A qué no sabes lo que me apetece ahora?

Él: ¿El qué?

Ella: Pues un chocolate calentito con churros en Madrid, en San Ginés**, unos días antes de Navidad… O sea; no es que me apetezca ahora aquí. Me apetece pensar en esa época con su fresquito, con sus compras, con su chocolatito… mmmhh..

Él: ¡Qué cosas se te ocurren! ¡Mira que sois raras las mujeres! Anda Paco; para mi niña un chocolate bien calentito, siete cañas, veintiséis tintos de verano, una de gambas, un donut, cuatro churros, y una dorada a la sal; para mí lo mismo menos el donut.

Paco: No, si donuts no nos quedan. Lo de antes eran dos coca colas ¿no? ¿Son para llevar?

Ella: Ay Paco que alegría: ¡oyes! ¡ves!. ¡Esto es un milagro!. Dile al Papa que le devolvemos la Capilla Sixtina mañana, que la tenemos de sombrilla y es la admiración de media playa y sí; Paco, ponlas en un tupper que nos las llevamos a la sombrilla Sixtina que se la está llevando el viento que en este chiringuito de dios y del papa no corre.

Paco: ¡Manolo! Trae a estos señores dos cocacolas para llevarle a su padre o no se qué; que yo ando muy liado... ¡Coño, ya se me han escapado los de la mesa 14!...

Manolo: ¿Que les traiga dos cocaques a quién?...

Él y Ella: ¡Vivan las vacaciones! (yéndose sin cocacolas ni nada pero abrazaditos y felices)


* Método que consiste en irse de un local sin pagar cuando reiteradamente se ha querido hacer ese pago.

** "Inspirado" por una conversación en Mujeres al blog con Eloryn

domingo, agosto 05, 2007

Kaamla

Kaamla es una joven afgana que ha decidido ser libre.
Ha ido recopilando trozos de espejos; unos más grandes, otros más pequeños, redondos, cuadrados, aunque la mayoría tienen esas formas poligonales caprichosas que se suelen deber a la rotura y a la separación en una especie de Big Bang especular de esos trocitos que formaron un todo; un espejo quizás de cuerpo entero que es lo que a escondidas está construyendo Kaamla.

Hoy Kaamla lleva bajo su opresivo chador el último cachito de espejo.
Lo ha ido montando cuidadosamente en una tela, pegando pieza a pieza hasta conseguir lo que se ha propuesto: un gran espejo en el que poder mirarse.

Con un poco de nerviosismo ha sacado el último espejito, la última pieza con la que va a terminar ese rompecabezas tan fácil de hacer; pues todas las piezas son un espejo; pero tan difícil a la vez pues Kaamla ha debido memorizar cada semana, cada mes, qué piezas le faltaban.
Ha ido al desván.
Ha cerrado la puerta con cuidado.
Ha sacado la tela envuelta y escondida tras un inservible mueble y ha pegado el espejito.

Ha colgado el conjunto.
Casi se le para el corazón al verse reflejada a través de los agujeros que su chador tiene para poder ver.

Se ha ido desnudando poco a poco.
Siempre viéndose a través de la red del burka por la que hasta ahora ha mirado el mundo.
Por fin se ha quitado el burka.
Al verse tan bella, tan perfecta, ha empezado a acariciarse entera, a masturbarse sin dejar de mirarse con pasión, a gozarse sin freno.
Kaamla es una joven afgana que ha decidido ser libre.

sábado, agosto 04, 2007

Dispensador de entradas blogueras


Les presento a ustedes a mi nuevo ordenador.


Espero que su uso no influya en mis neuronas y éstas sigan pensando cosas para que yo las escriba en este espacio.


Pronto volveré con alguna historia.


De momento: Él es el protagonista.


Bienvenido a casa.

martes, julio 31, 2007

Doctor Hackernstein


Como el doctor Hackernstein.


Así me sentí ayer cuando tomé "prestada" del trabajo una fuente de alimentación; cuando conecté dicha fuente al disco duro de mi viejo ordenador y cuando la conecté igualmente a la grabadora de CDs para intentar hacer una copia de ese disco duro.


Una pequeña lágrima cibernética corrió por mis circuitos cuando vi (no sin cierta sorpresa) que el anagrama de Windows XP salía como si nada hubiese pasado y cuando metí un CD virgen y cuando se copió toda la información que parecía dormida, si no muerta....


No tomé muchas precauciones a la hora de conectar todo el conjunto y tanto teclado, como ratón, como CPU, como monitor, como cables, campaban a sus anchas... ¡vivos!...

miércoles, julio 25, 2007

El día que mi ordenador hizo chimpum

Esta entrada la estoy publicando desde el ordenador de mi amable hermanita.

Algunas; y digo bien; algunas ya sabéis que mi viejo ordenador decidió (esta vez sí parece que para siempre) hacer chimpum.

Más bien hizo plof.

A ese plof le siguió un ligero olor a cable quemado que según expertos informáticos consultados por doquier no es otra cosa que la forma de decir adiós de la fuente de alimentación, es decir la eau de vie de los ordenadores, su corazón, lo que le hace vivir.

Podría cambiar esa vida por otra nueva, pero creo que mi viejo Pentium III merece un descanso casi eterno.

Un nuevo ordenador está siendo fabricado expresamente para mi en las entrañas de una remota factoría informática. Me imagino como van montando las piezas como si de un Terminator se tratase.

Como va a ser nuevo, lo llamaré Empezator.

La fecha prevista de entrada en mi casa es el 7 de agosto.

La mesa ya está limpia esperándolo....

sábado, julio 14, 2007

Windows Dead Messenger

Ana no tenía muchos amigos.

Para ser exactos; Ana no tenía amigos.

Se había ido plegando sobre sí misma harta de ofrecer su corazón, su cariño, su alma y su cuerpo, su todo a la gente, pero la gente siempre había rechazado de un modo u otro ese ofrecimiento sincero, amistoso, amoroso.

La humanidad había agotado sus fuerzas.

Tampoco es que esa humanidad la rechazase de mala forma. Y si lo analizamos bien, no es que fuese rechazo lo que obtenía de las personas a las que se acercaba, sino indiferencia, era como si fuese invisible y nada atractiva. Y eso que Ana no era una chica fea; claro que tampoco era guapa. Era de las que te cruzas en el Metro o en la calle y no reparas en ella porque parece como un complemento de esa situación, como un atrezzo de una obra de teatro.

Ana; sin embargo; sí había encontrado en los anodinos chats de Messenger cierta dosis de amistad cibernética que si no le llenaba al cien por cien, si era como una especie de amistad descafeinada e incluso había llegado a tomar algo con alguien; con quien había tenido chats más o menos trascendentales; que en el encuentro cara a cara se convertían en charlas o bien divertidas o bien aburridas o bien sexuales sin tapujos o en fin en conversaciones tan anodinas como las de los susodichos anodinos chats.

Un día Ana decidió empezar a cribar los ciento y pico contactos de su carpeta de Amigos de MSN.

Se descubrió riendo de lado mientras movía la cabeza asintiendo y analizando; primero la palabra Amigos; y luego la larguísima lista: “Valientes Amigos”; se dijo chasqueando la lengua. Borró cuatro de golpe porque hacía siglos que no hablaba con ellos, y eso que estos cuatro; que eran además amigos entre sí; eran de los “contactados” por así llamarlos, pues había quedado con los cuatro a la vez hacía meses; casi un año: “Son unos pelmazos y encima siempre se ríen de mí”; se dijo. “Me los cargo”.

Se fue a la cama diciéndose que mañana haría una lista más concreta de la gente prescindible y se durmió como un angelito.

Cuando días después se enteró que esos cuatro contactos que había borrado se habían matado al salirse su coche de la carretera el día que los borró de la lista, se sintió rara porque le dio entre pena e indiferencia y además estaba segura que era una casualidad trágicamente caprichosa.

Para demostrárselo a sí misma, borró un contacto de un tipo que siempre andaba rondando para follar con ella; tipo que asqueaba a Ana hasta las entrañas. “A este cerdo que le follen” pensó mientras lo borraba de la lista.

Ana supo que algo o alguien le había otorgado el poder de quitar la vida con un clic cuando se enteró; esta vez en la tele; de la muerte del acosador en un burdel de mala muerte de un infarto fulminante el día 22 a las 23:48 (clic).

Ana se sentó un poco pálida y calmadamente excitada ante su portátil.

Conectó Messenger; vio que todos sus contactos estaban apagados: “mejor; así es mejor”; pensó.

Fue al menú Contactos; eligió la carpeta Amigos; dio clic en Borrar Grupo.

¿Estás seguro que quieres borrar el grupo Amigos (156)?.

Ana sin titubear hizo clic con el botón izquierdo del ratón en la opción SI, apagó el portátil, respiró hondo y se durmió como un angelito mensajero de la muerte.

jueves, julio 12, 2007

meme cocina




Tomando el testigo de esta meme-entrada de thalatta he recordado un extraordinario libro de cocina que anda por mi casa, en una estantería llena de libros no tan curiosos pero seguro que igual de interesantes o más que él.




Pocos sin embargo logran captar tu atención como éste.




Tiene un título tan rotundo como dudosamente sabroso. He escaneado tanto la portada del libro como una receta al azar que no sé en realidad si es factible. Recuerdese que soy poco cocinilla y menos de lo que se jacta el libro.




Solo añadir que el libro es de 1930.




No escribo más. Las imágenes y el texto hablan solos. Disfruten...

domingo, julio 08, 2007

Ojo

Llevo dibujando este ojo casi toda la vida. No sé por qué. A lo mejor es que lo tengo en el subconsciente y corresponde a algún amor que tuve en otras vidas antiguas y olvidadas. A lo mejor es que lo dibujo para recordarme que cuando lo vea sepa que pertenece a la reencarnación de aquel amor del siglo XV o quizás lo dibujo para saber que ese ojo es mi ojo amado cuando lo vea con el resto del cuerpo y del alma de quien lo porte. El caso es que a la vez que esta manía de dibujar sólo este ojo, nunca el otro, tengo otra que he contado aquí de pasada alguna vez, que es la de mirar a los ojos (esta vez sí a los dos) a las mujeres variopintas que se me presentan en la vida. Todavía no he encontrado éste, entre bello y melancólico (si como un médico de los que miran el fondo del ojo, indago en este iris de bolígrafo y papel) aunque he visto almas alegres y tristes y sumisas y rebeldes y sensuales y ciegas en todos los ojos de todas las mujeres que he mirado y me han mirado en la vida. Sea vuestro ojo o no, este ojo creo que es al fin y al cabo el de todas vosotras: mujeres de carne y hueso, de alma y web y de lápiz y papel que me miráis día a día.

domingo, julio 01, 2007

El Antenista

Los que queremos recordarle lo hacemos vagamente, como si su pensamiento se borrase aunque su existencia o su presencia fuese tan querida.

Casi todos tenemos claro como le vimos por primera vez y eso que nadie recordamos en sí ni su cara ni casi ninguno de sus gestos.

Se presentaba en bloques de apartamentos o pisos o casas en el campo y decía que iba a reajustar algo relativo a la televisión digital terrestre y que ese reajuste no sólo no costaba nada sino que tanto imagen como sonido serían más nítidos que nunca y casi casi nos hipnotizarían; decía mientras nos guiñaba un ojo pícarón.

Se marchaba con una gran sonrisa diciendo adiós oscilando su mano como un metrónomo nervioso y al encender cualquiera de los visitados nuestra televisión, enseguida se notaba algo; no solo la considerable mejora en audio y video; sino que las noticias eran optimistas: israelíes y palestinos firmaban una paz sin condiciones ni fronteras; Estados Unidos emocionadamente decía que viendo esto eliminaba todas sus armas y ejércitos instando a la paz eterna, gesto que era imitado por todos los países habidos y por haber; los corruptos decidían devolver todos sus robos para bien de la sociedad; los terroristas de toda índole decidían también desarmarse imitando al planeta entero; los debates eran interesantes y llenos de ideas tan naturales que no traslucían ningún tinte político de lo lógicas y sociales y humanas que eran; en deportes milagrosamente ganaba siempre nuestro equipo abrazándose amistosamente con el eterno rival que también parecía haber ganado y si mirábamos la quiniela o la bonoloto o la lotería, nos tocaba pero nos era igual pues algo había en el ambiente que nos hacía ser felices sin dinero; el tiempo era siempre el adecuado con lluvias y soles que se daban paso con elegancia y sin desastres naturales y los concursos eran interesantes y llenos de gente sabia que nos hacía disfrutar, entonces apagamos todos esas televisiones a pesar del excelente audio y video que mostraban y salimos a la calle a amar y a vivir y a no despertarnos nunca más del hechizo del antenista.

sábado, junio 23, 2007

Limpiaparabrisas

¿Es esta la entrada que quería postear?... No sé, pero por estos poderes que se me otorgan os declaro marido y mujer y además ya que uno tiene esos derechos en su propio blog (mientras Blogger no piense que el contenido de esto puede ser peligroso para la integridad moral del planeta) es la que va a ir.

Va esta entrada de algo real, lejos de esos cuentos que a veces imagino, pero es a la vez tan irreal que parece un cuento:

“Érase una vez que se era un hombre que con cierto miedo miraba el indicador de presión de inflado de las gastadas ruedas de su desvencijado Fiat Bravo intentando descifrar por un lado la lectura de esa aguja en el redondo indicador y por otro dilucidar si esa lectura correspondía con la presión correcta que necesitaban sus neumáticos. En esto llegó otro hombre con un brioso Volkswagen Golf que pedía cual bravo corcel unos litros de agua para sus limpiaparabrisas. Sacó una botellita con algo de jabón limpiaparabrisas y lo empezó a mezclar con casi cinco litros de agua que el depósito habilitado para ello bebió con placer y borbotones de gozo. El hombre de los neumáticos miraba de reojo la operación y se atrevió a preguntar:

Veo amigo que estás echando agua en un depósito habilitado para ello y noto que lo bebe con placer y borbotones de gozo, pero dime ¡oh! por ventura. ¿De dónde sale el agua que limpia los cristales cuando estos se llenan de bichos, de barro o de cualquier otra cosa que nos dificulta la visión lejana?. ¿Es acaso ese depósito de tapa azul el encargado de contener el agua que limpiará los cristales cuando estos se llenan de bichos, de barro o de cualquier otra cosa que nos dificulta la visión lejana?.

El hombre de la botellita con algo de jabón limpiaparabrisas no creía lo que estaba oyendo e imaginó que el hombre de los neumáticos quizás pensaba; con la inocencia que da mirar un redondo indicador y dilucidar si esa lectura correspondía con la presión correcta que necesitaban sus ruedas; que el agua que limpia los cristales cuando estos se llenan de bichos, de barro o de cualquier otra cosa que nos dificulta la visión lejana se fabricaba sola en el interior del motor del desvencijado Fiat Bravo cuyo depósito habilitado para ello deseaba desde hacía años beber una mezcla de limpiaparabrisas y agua con placer y borbotones de gozo.”

viernes, junio 15, 2007

El Juego

La compañera bloguera y amiga thalatta, me ha "regalado" este meme en el que hay que poner ocho cosas sobre uno mismo.... No sé yo si seré capaz de pensar en 8 cosas a la vez y además escribirlas....

Bueno; ahí vamos.

Éstas son las reglas del Juego:

1. Cada jugador(a) comienza con un listado de 8 cosas sobre sí mismo.
2. Tienen que escribir en su blog esas ocho cosas, junto con las reglas del juego.
3. Tienen que seleccionar a 8 personas más para invitar a jugar, y anotar sus blogs/nombres.
4. No olvides dejarles un comentario en sus blogs respectivos de que han sido invitadas a participar, refiriendo al post de tu blog: "El Juego".

Y éstas las 8 cosas:

1- Música: siempre cantando, pensando en músicas, si veo una palabra enseguida canto una canción que la contenga.

2- Amistad: Parte importante en mi vida. Soy muy amigo de mis amigos y siempre les saco una sonrisa por muy depres que estén.

3- Mujeres: Sexualmente no existen para mí, sin embargo su presencia en el punto 2 es tan importante como el enamoramiento que no se produce y tan placentero como el sexo que tampoco se produce.

4- Hablar: Me gusta hablar y que mis charlas entretengan. Dada mi edad, suelo poder hablar casi de cualquier cosa que se plantee en la conversación de turno.

5- Escuchar: Dicen las personajes del punto 3 y desde luego del punto 2, que no hay muchas personas que escuchen como yo. Esto es un cumplido que por qué no decirlo; creo que si merezco.

6- Humor: Todo el rato trato de estar de buen humor.... Y lo consigo sobre todo desde que me aplico una frase de no sé quien que dice así: "No sé por qué nos tomamos la vida tan en serio si ninguno salimos vivos de ella".

7- Viajar: Por el mundo y por la mente, astralmente y en burro.

8- Comida: Cuando la comida se convierte en algo más que un simple bolo alimenticio es un arte que puede hacerme llorar... y engordar... pero 8 con una buena 1 y en compañía de 2 y 3, 4ando y 5ando y 6ando en algún 7 del planeta; es impagable.

Y siguiendo una costumbre ancestral de hace cinco minutos no le dejo este meme a nadie salvo a quien lo quiera adoptar como a un cachorrito.

domingo, junio 10, 2007

Cuento Chino - II

Loto vive en un pueblecito pequeño que no aparece en ningún mapa de la inmensa China.

Como no tiene agua corriente tiene que ir una mañana sí y otra no a por el preciado líquido al caudaloso y cristalino río que por suerte sólo está a unos pocos cientos de metros de su hogar.

Loto se ha asustado hoy mucho con un Lobo que le ha salido al paso cuando volvía a casa con los dos pesados cubos llenos de agua.

Sin embargo ha pensado rápido y le ha dicho al Lobo: “Adivino por tus ojos y por la reseca lengua que muestras que una sed insoportable te martiriza. Anda, bebe de mi agua y en agradecimiento no se te ocurra comerme.”

El Lobo se ha quedado tan mudo como fascinado por la valentía y la sinceridad de la joven Loto y ha obedecido con gusto la invitación de la audaz muchacha.

Después; ya amigos; han vuelto a ir al río para que Loto volviera a rellenar uno de sus cubos y se han despedido hasta pasado mañana: ella con un guiño de sus preciosos ojos rasgados y él con un cariñoso lametón en la manita; tan fina como la porcelana; de la niña Loto.

martes, junio 05, 2007

Cuento Chino - I

He escrito un cuento chino....

Pero como de momento no sé chino lo he tenido que escribir en español....

Luego lo he tenido que traducir al inglés para de ese idioma pasarlo a chino tradicional.

Lo que propongo a los que visitéis este blog es que copiéis y peguéis los caracteres chinos que se ven abajo y que hagáis la operación al revés vía Babelfish

El resultado puede que no sea el esperado, aunque; eso sí; resulta hasta divertido.

El siguiente post será Cuento Chino - II y en él aparecerá el texto original para los que no entendáis nada.

Ahí va:

Loto 居住在沒出現在巨大中國任何地圖的一個小鎮。因為她沒有自來水在她的房子裡她必須去一個早晨是和其他沒有得到珍貴的液體從幸運地是唯一少量米離家很遠的地方的強大和水晶河。Loto 非常今天被驚嚇了當狼橫渡了她的道路當她回來在家與她重的充分的水桶。然而她快速地認為並且她對狼說: 我看見在您的眼睛和在您的舌頭裡, 您非常渴。進展; 喝我的水和請是感恩的不吃我。狼是無語和由勇氣和真誠她迷住和服從了充滿好心情她的大膽邀請。以後; 已經朋友; 他們回到了河以便Loto 能再填裝她的桶, 他們說再見互相。她說再見以珍貴的擠眼與她被撕毀的眼睛和他舔了是一樣美好像瓷的Loto 的少許手。

miércoles, mayo 30, 2007

sábado, mayo 26, 2007

Daltonia

Cuando Javi salía a pasear, lo hacía de un modo casi autómata. No porque no le gustase, sino al contrario, porque esta actividad mañanera le llenaba de oxigeno y de gozo por lo que le rodeaba; que en parte era suyo; aunque Javi siempre decía que la naturaleza no nos pertenece aunque se exhiba impúdicamente y nos regale su colorida belleza.

Nada más dejar la verja de la bonita aunque pequeña casa en la que vivía, giraba a la izquierda y tomaba el Camino del Molar. El camino si se usaba; el molar hacía muchos años que no molía ningún grano de trigo y aunque algún habitante del pueblo con cierta inquietud cultural había querido convertirlo en museo, en realidad era un lugar abandonado donde como mucho los jóvenes enamorados del pueblo iban a descubrirse. Javi andaba unos cien metros y se dirigía al Monte Respiro por el caminillo que llamaban de Los Matojos. Ese camino empezaba con una ligera cuesta con árboles y plantas y vallas y montículos de rocas que Javi reconocía a cada paso haciéndose cada vez más pronunciado hasta que se llegaba a la cima desde donde se divisaba gran parte de la comarca. Luego Javi bajaba por unos recovecos que le devolvían al otro lado del pueblo donde ya en llano volvía a su casa no sin antes tomarse un cafetito en el bar de Julio.

Ese día sin embrago, Javi se vio sorprendido por un descubrimiento que le dejó atónito. Nada más empezar a bajar del monte, encontró un camino nunca visto por él y que aparecía flanqueado por tupidos álamos. Pensó que si no se salía del camino al que llamó de momento Camino Nuevo; ya se me ocurrirá otro nombre, se dijo para sí; andaría unos kilómetros y siempre podría desandar sus pasos. El Camino Nuevo le atrajo como un imán, como si una música inaudible le envolviese y le llevase por esa senda casi sin pisarla.

Dicen que el camino que tomó Javi lleva a un sitio del que nuca se vuelve, donde la esperanza es verde, donde la vida es rosa, donde los perros son también verdes, donde las penas y la hierba son azules como los príncipes y donde todos los colores se mezclan casi sexualmente para lograr el desconcierto primero; el ensimismamiento después y finalmente: el deseo de quedarse para siempre en Daltonia.

sábado, mayo 19, 2007

Llamada de teléfono

Madre: (Llamando por teléfono) Totitotititotitoto (sonido de las teclas del teléfono).

Tuuuuuuuu, tuuuuuuuu, tuuuuuuuu…. (sonido del otro teléfono esperando respuesta).

Hija: ¿Sí?.

M: Hola Marisol; soy mamá.

H: ¡Ay!. ¡Hola mamá!. Te iba a llamar ahora mismo. ¡Qué casualidad!.

M: ¡Tenemos telepatía, jaja!. ¿Qué tal estás?. El otro día estabas fatal entre el catarro y la alergia que este año mira que ha venido pesada.

H: Mucho mejor mami. Fui a la farmacia y al final me dijeron que no era catarro, que era lo de la alergia. Con tanto moqueo me parecía que era catarro, como nunca he tenido alergia, pues me extrañaba. Pero bueno, me han dado unos antihistamínicos que me dejan medio tonta, pero por lo menos no gasto tanto pañuelo de papel. ¿Y papá?. ¿Dónde anda?.

M: Está en la terraza haciendo crucigramas. Ya sabes lo que le gusta desde que se jubiló.

H: Ya lo creo. Es un hacha. Dale un beso.

M: De tu parte, cariño... Y ¿Qué tal en el trabajo?; hija. ¿Cuándo hablamos?. Anteayer me parece que fue ¿no?, que me contaste lo de la lista de tu jefa. Has hecho bien en decirle cuatro cosas bien dichas. Si te echan que te echen, pero que no se crean que eres tonta.

H: Era lo que hablábamos el otro día, mamá. Que yo hago mi trabajo lo mejor que sé y nunca he tenido problemas. Lo que pasa es que esta tía es una trepa y quiere subir pisoteando a los demás. Es lo que me decía Juan ayer, que se dé cuenta esta señora que no se puede ir así por la vida, que se cree la idiota que va a heredar la empresa.

M: ¿Quién es Juan, hija?.

H: ¡Ay mamá!. Pues ¡quién va a ser!; mi marido. A ver si te crees que hay mas Juanes por ahí, jaja.

M: Pero…. ¿cómo que tu marido?. ¡Si no estás casada!.

H: Harta es lo que estoy, aunque últimamente estamos mejor, pero vamos… Pero ¿qué te pasa con que no estoy casada?. ¡Qué graciosa!. ¿Ya te has olvidado de lo guapa que ibas?... Bueno aparte de mí que era la novia; claro. Jajaja.

M: ¡Uy! Que me parece que me he confundido de teléfono. ¿Tú te llamas Marisol?.

H: Jolín mamá. Pero si elegiste tú el nombre porque te gustaba la cantante y porque a la abuela también le gustaba que le llamasen así aunque de verdad se llame Juliana.

M: Yo creo que tú no eres mi hija, no sé. ¡Y el caso es que tienes la misma voz!. ¡Y qué casualidad más curiosa que mi madre, o tu abuela…. Bueno, la abuela de mi hija Marisol que no sé si eres tú se llame Juliana también!.

H: ¡Pero si es que tú también tienes la misma voz que mi madre!. ¡Qué gracia!. Llevamos hablando un rato creyendo que somos quienes no somos. ¿Cómo se llama usted?... o mejor: ¿Cómo te llamas?.

M: María, hija…. Bueno; María a secas, que hemos quedado en que no eres mi hija. ¡Mira que tienes la voz igual!. ¡Y estás casada!… Me gustaría que mi Marisol se casase. Por eso me ha dado un vuelco el corazón cuando me has dicho que estabas casada. Ha sido como ver mi vida y la tuya; perdón; y la suya, la de mi hija; unos años adelantados.

H: Bueno, bueno, bueno... ¡No me lo puedo creer!. ¿Sabes una cosa?. Que mi mamá se llama como tú: ¡María!. ¿será posible que ni tú eres mi madre, ni yo soy tu hija?..., aunque a lo mejor es que esta llamada es una llamada a un futuro tan incierto como imprevisto. ¿Y si estuviéramos hablando como desconocidas pero en realidad si fuéramos la madre y la hija que seremos, algún día?.

M: ¡Ay Marisol!... ¡Que ya no sé si llamarte hija o no!. Se me han puesto los pelos de punta.

H: ¡A mi igual!.... ¿Cómo se llama papá?... O tu marido… ¿O el padre de tu Marisol?.

M: Alfredo…. ¿Y tu padre?.

H: ¡Vaya!. Tututututututututututu (corte de llamada).

viernes, mayo 11, 2007

Habitación 312

Llegué al hotel con mi bolsa de viaje.
Llevaba encima poca ropa y mucha nostalgia por la ausencia de quien deseaba estuviera allí conmigo con su otra bolsa de viaje y con algo más de ropa (las chicas siempre llevan más cosas que uno).
Me quedé un minuto en la puerta con la tarjeta electrónica en la mano con la que acababa de abrir la habitación 312.
Hay que decir que la habitación estaba muy bien. Pensándolo bien no estaba ni bien ni mal. Si hubiese sido una pocilga llena de ratas y cucarachas como dogos, habría sido una habitación asquerosa.
Sin embargo aquella estaba bien porque ni tenía ni dejaba de tener nada de particular excepto el cuadro del cabecero de la cama que era de Renoir y que le daba un aire romántico que yo en realidad no deseaba en mi nostalgia desamorosa.
La cama era enorme y me pillé alegrándome de que fuese solo para mi, aunque luego me lo reproché (poco). Acogedora habitación, muy amplia, el armario con muchas perchas (me sobraban más de la mitad).
Encima del armario estaba el maletero en el que había dos mantas y dos almohadas de las gorditas de las que me gustan a mí (como las mujeres, que también me gustan gorditas como almohadas achuchables y blanditas).
Me apoderé de una de las gorditas (almohadas, se entiende) y dejé la otra mientras un pequeño vuelco de corazón me recordaba que podría quedarme con las cuatro almohadas (las flacuchas y las gorditas) y me volví a pillar alegrándome egoístamente del indiscutible poderío “almohadil”.
¡Cuántos cajones había también debajo del armario!.
Usaría solo uno, los restantes también me sobraban. Pensé en meter en los vacíos las perchas que no iba a utilizar pero abandoné ese absurdo pensamiento al instante, no fuesen a pensar que las había robado. Me despeloté y me tumbé en la cama despatarrado.
¡Qué a gusto estaba!. En un instante había olvidado toda congoja y nostalgia y desamor. ¿Sería algo que había en el aire decadente de esa habitación 312?.
Entonces fue cuando aún acostado, me di un poco la vuelta y abrí el cajón de la única mesilla que estaba justo a mi derecha viendo con notable sorpresa que estaba lleno de cosas.
Ni rastro de las tristes Biblias que hay en cada una de las mesillas de cada uno de los miles de hoteles de Estados Unidos. Lo que había en el cajón eran fotos de mujeres solas riendo, de hombres solos sonriendo, de parejas abrazadas y de paisajes, había tres bolígrafos, una piedra de la playa de al lado, una baraja a la que le faltaba el dos de copas, un posavasos de un bar de Burgos con un teléfono apuntado, una goma para el pelo con una mariposa de plástico rosa, un euro y quince céntimos y una navajita que ponía recuerdo de Donostia.
Deduje que la gente que iba ocupando aquella habitación dejaba esas cosas tan diversas en el cajón de la mesilla para desprenderse de lo que les recordase dicho objeto.
Cuando me fui del hotel, yo también dejé una cosa en ese cajón....

sábado, mayo 05, 2007

El mejor partido de la Historia

El otro día comentando esta entrada en el blog de Grismar y Cinzcéu, que hablaba de fútbol, de Maradona, del pasado Mundial y de aquella histórica final del Campeonato del Mundo de 1970 en México en la que Brasil ganó 4-1 a Italia en el que muchos consideran el mejor partido de fútbol de la historia, y contestando mi comentario; Cinzcéu me propuso que contase esta otra historia:

21 de junio de 1970. Mi padre; no recuerdo si mi abuelo al que le gustaba más el dominó que el balompié; mi hermano y yo, nos sentamos delante de nuestra vieja TV Iberia cuyos mandos eran muy sonoros. Si encendías el aparato, el botón sonaba: ¡clickclack!, tenías que esperar un rato a que las válvulas se calentasen y entonces empezaba a verse. Si querías cambiar de canal (hecho superfluo pues en esos tiempos sólo existía o aquella tele solamente captaba un único canal de la única televisión que emitía que era TVE) entonces sonaba un potente: ¡clock clock clock!.

Y encendimos la tele y nos sentamos los “hombres” de la casa (tenía yo 14 añitos) ante la tele en blanco y negro para ver y escuchar al locutor que decía que ese partido de la final del Campeonato del Mundo de 1970 en directo desde México y que iban a jugar Brasil e Italia era el primer partido que se retransmitía en color en la vida (lo que a nosotros no nos importaba mucho, aunque pensásemos lo bonito que sería ver las camisetas canarinha y azzurro de los contendientes) y sonaron los himnos nacionales y se saludaron y sortearon los campos y quien tenía que sacar de centro y le tocó sacar a Italia y el arbitro dio el pitido inicial de lo que con el tiempo pasaría a ser considerado el mejor partido de fútbol de la historia y…. de repente un punto blanco llenó la pantalla de la Iberia y ese punto blanco se fue haciendo más y más pequeño y menos y menos brillante como si nos estuviésemos muriendo del revés y en vez de ir a la luz que se supone que nos llama al final del túnel cuando dejamos este mundo, íbamos como para atrás, dejando luz y Félix y Carlos Alberto y Brito y Piazza y Everaldo y Clodoaldo y Gerson y Jairzinho y Tostao y Pelé y Rivelino y Albertosi y Burgnich y Cera y Rosato y Facchetti y Domenghini y Bertini (Juliano, 74') y Mazzola y De Stisi y Boninsegna (Rivera, 83') y Riva y los goles: 1-0: Pelé (18'). 1-1: Boninsegna (37') 2-1: Gerson (66'). 3-1: Jairzinho (71'). 4-1: Carlos Alberto (86'). Y por más clickclacks y clockclockclocks que intentamos, la pantalla quedó negra, el sonido silencioso y es que quizás la pobre y vieja tele en blanco y negro, lloró su inminente muerte al saber que lo que ella nos estaba mostrando no era así como toda la vida, sino en color y a lo mejor nos leyó el pensamiento canarinho y azzurri y a lo peor una lágrima catódica incidió sobre una de sus válvulas y la pobre Iberia, se suicidó ante nuestros ojos en blanco y negro.

P.D. Dedicado a Grismar y Cinzcéu. Ojalá hoy si podáis ver esto.



lunes, abril 30, 2007

Seven Bridges Road porque estoy de puente

Como estoy de puente y como hacía mucho que no cantaba ni tocaba la guitarra ni para mí ni para mis innumerables fans de todo el mundo, cuelgo esta versión mia de esta canción de Steve Young llamada "Seven Bridges Road" (de aquí lo del puente) y de la que hicieron una buenísima versión The Eagles en el año 1980 que es de la que me he copiado.

No es que tenga mucha calidad el sonido de estos de Evoca, pero bueno, se oye.

Pego la letra por si a alguien le apetece cantar a la vez que yo.

Hasta el siguiente post, amiguitos.

"Seven Bridges Road" by Steve Young

There are stars
In the Southern sky

Southward as you go
There is moonlight
And moss in the trees
Down the Seven Bridges Road

Now I have loved you like a baby

Like some lonesome child
And I have loved you in a tame way
And I have loved you wild

Sometimes there's a part of me
Has to turn from here and go
Running like a child from these warm stars
Down the Seven Bridges Road

There are stars in the Southern sky
And if ever you decide
You should go
There is a taste of time sweetened honey
Down the Seven Bridges Road

martes, abril 24, 2007

tomas falsas



Por lo que veo; husmeando en las fotos familiares; el año 1964 dio mucho juego en lo que a ellas y a mí se refiere.

Éstas que comparto impúdicamente en este blog, corresponden a los días anteriores (creo) a lo que iba a ser (o ya había sido) mi Primera Comunión. Como puede entreverse en el sello estampado en la foto, dichas instantáneas eran ni más ni menos que unas precursoras de lo que hoy día aparece en cualquier televisión y que sucede con frecuencia en cualquier programa: Las Tomas Falsas.

La neurona que recuerda este momento, está cada vez más viejecita y apenas trata de hilvanar unas remotas sensaciones, pero si la obligo me dice que estas tomas son falsas porque el fotógrafo se empeñaba en que yo pusiese un gesto dulce, inocente, lleno de santidad cristiana, y aunque mi alma era todo esto y más, mi cara se empeñó en poner unas extrañas muecas que devenían en cara seria como si Franco no fuese a morirse nunca, o cara con esa famosa media sonrisa que aunque no gustó al fotógrafo que me iba a condenar al olvido, si llegó a gustar a alguna dulce, inocente o más bien picara niña enamoradiza.

¿Cómo va a permitir una madre, que rompan a su hijo por muchas caras raras que ponga?.

Así que aquí dejo mis tomas falsas

Ahora que viene el mes de mayo, invito, insto, imploro a los lectores de este blog a publicar (a modo de meme en los vuestros) fotos de vuestras Primeras Comuniones, de cuando la vida era dulce e inocente y santamente pícara.

miércoles, abril 18, 2007

firmware

Llega mi hermano y me dice que la impresora de su trabajo imprime una página; de las que sean que contenga el documento; y que luego aduce (la impresora) un inexistente atasco de papel y que luego suelta un papel en blanco y que luego imprime otra página y luego otro papel en blanco, siendo tal el alborozo “impresoril” que si el documento tiene; pongamos; 42 páginas, hay que darle al botón de imprimir 42 veces a sabiendas de que una sí y una no, la maquinita dirá que se le ha atascado el papel teniendo al final de la operación 42 hojas con el documento y otras 42 hojas en blanco procedentes de un seudo atasco. Resultado: Habrá que separar las 84 páginas y decidir si se conserva el documento escrito o resulta más interesante y relajante el blanco puro y virgen del no atasco del no papel.

El caso es que todo esto parece ser debido a un fallo generalizado del firmware de la caprichosa impresora.

Y yo, que soy de natural curioso y lego en múltiples materias me he ido a San Google para que me dijese qué es eso del firmware y el primer resultado que me ha salido ha sido una definición precisa de la enciclopedia cibernética llamada Wikipedia que dice esto: “Firmware o Programación en Firme, es un bloque de instrucciones de programa para propósitos específicos, grabado en una memoria tipo ROM, que establece la lógica de más bajo nivel que controla los circuitos electrónicos de un dispositivo de cualquier tipo.”

Leído esto (varias veces con cara de querer entender qué es lo que es el firmware) me pregunto o mejor dicho me medito:

¿Desde cuándo hay firmwares en nuestras vidas?. Porque yo imagino que las primeras pilas del primer juguete eléctrico que yo tuve no tendrían firmware o a lo mejor si que lo tenían, pero ni ellas ni el juguetero sabían de su existencia y no por ello, pilas y juguetero dejaban de tener su parcelita de felicidad “firmwarignorante”.

Es como los primeros humanos. Los pobres no sabrían que tenían un hueso llamado peroné aunque se lo rompiesen doscientas veces intentando cazar un uro. Por poner un ejemplo que se aparte (siglos) de la electrónica.

Pero vamos, volviendo al firmware. Yo no sé ustedes, pero yo creo que se vivía mejor sin firmware que no sólo no se sabe muy bién qué es sino que aparece últimamente en toda ocasión para fastidiar, como si hubiese estado en el limbo de los firmwares y ya despierto se hiciese el amo del planeta. Que no funciona la cocina eléctrica: el firmware cocinero. Que se atasca el inodoro: el firmware fontanero. Que el Atleti no gana una Liga desde el siglo XX: el firmware futbolín. Que tu novia te pone los cuernos con el fontanero: el firmware fontanero torero… Thousands of firmwares all around!

Y encima para remate, cuando mi pobre hermanito se estaba bajando de Internet el firmware de su modelo de impresora, este ordenador (éste desde el que escribo) ha decidido apagarse debido sin duda a un pequeño (pero matón) problema en el firmware de la BIOS, así que hasta mañana, no sabrá (mi hermano) si el nuevo firmware sacará las páginas impresas en blanco y las atascadas sin atascar una sí y una no con un documento inventado por la propia impresora que en bellos colores y con una fuente Times New Roman dirá: Si puede usted leer esto es que soy una página en blanco por firmwaregentileza de HP.

lunes, abril 09, 2007

éste es el del mes

Pepe perece entre el ente hereje.
Deje el desdén del trece en el pesebre.
Este pez entre el percebe en red merece tener sed.
Este Este es éste, céntrese en el eje, entre en él.
Espérese el despeje del tren.
Bedel; entre.
Extrémese el destete perenne del nene.




domingo, abril 01, 2007

Recuerdo escolar Año 1964


Mientras mi hermano Juancar y yo estábamos en clase; Don José; el maestro que nos enseñaba desde Geografía hasta Matemáticas, hasta Lengua o Ciencias Naturales u Ortografía y quién tres o cuatro años después de esta foto me llegó a decir que mi caligrafía inglesa era tan perfecta que ya no se podía escribir mejor (¡¡!!) nos llamó a una especie de cuartucho que le servía como improvisado despacho para que nos hiciesen esta instantánea.

Tengo una cara un tanto circunspecta. No es para menos. Tener a tu hermano mayor a un lado, a España a mis espaldas, al Sagrado Corazón de Jesús al otro lado y al Mundo en mis pechos era demasiada responsabilidad para mí en esos momentos y probablemente en estos.

Nótese además que todo invitaba a la seriedad. Desde la ajada mesa, hasta el desvencijado escritorio de cuero, hasta los desconchones de la pared, hasta el mapa de España deshilachado, hasta la sombra de mi oreja de soplillo en la Sierra de Guadarrama…

Esta foto es de cuando eran de verdad. Si no decidme: ¿qué foto en soporte digital es capaz de tener a la vez el manuscrito materno que dice nuestra edad en ese momento y que las Fotos Herraiz estaban en la calle Viva Mi Tierra, 23 – Madrid 18?.

La calle Viva Mi Tierra ya no existe, tampoco existe el cuartucho, ni España, ni el Mundo, ni el Sagrado Corazón de Jesús… Nosotros…, de momento sí.

jueves, marzo 29, 2007

El Ojo de Guadix



Visitando el blog de mi amiga Enaire, he visto como se solidarizaba con lo que decía otra buena amiga: Una Maruja en Internet acerca de esta foto. Al final me he ido al blog de gatopardo y allí me he enterado más o menos del asunto y os invito a que vayáis allí y os enteréis, aunque básicamente lo cuente yo ahora aquí.

Parece que los señores de Windows Live Spaces, han cerrado un blog llamado El Ojo de Guadix por esta foto.

Desconozco si el autor de este desaparecido blog tenía fotos pornográficas en su bitácora. Me cuesta creer que cierren un blog por esta foto tan bella, pero los humanos podemos llegar a ser tan complicados (y no digamos los falsos-morales-norteamericanos) que por muy inconcebible que parezca, a alguno de esos mojigatos esta foto les parezca intolerable.

Sólo quería denunciar el hecho y solidarizarme a mi vez con el desconocido El Ojo de Guadix.

domingo, marzo 25, 2007

Paso a nivel con barrera

Benito y su gato Sartre se jubilan hoy. A Sartre no se sabe si le tocaba jubilarse, pero a Benito que lleva 44 años abriendo y cerrando las barreras de un paso a nivel en un recóndito e inencontrable lugar de la provincia de León, sí.

Día a día durante estos 44 años, Benito ha ido y vuelto hacia y desde su garita como un reloj. Él mismo acabó adquiriendo las mañas de un reloj y sus biorritmos se regían invisiblemente por los inamovibles horarios ferroviarios. Si un tren se retrasaba o; en algún caso durante su larga vida profesional; descarrilaba, se pasaba el día trastocado, descabalado, abriendo y cerrando las barreras a la hora exacta prevista aunque ningún tren pasase ante; por ejemplo; la atónita mirada del pastor Paquito y sus ovejas que miraban a un lado y otro de la vía y que animaban (cuando no berreaban) a Benito para que abriese la barrera “de una vez” aunque todavía no fuesen las 10 y 23 de la mañana sino “aún” las 10 y 21.

Benito tuvo siempre compañía durante su interminable estancia en la garita del paso a nivel con barrera que comandaba. Tuvo desde canarios que revoloteaban asustados cuando pasaba algún tren a toda máquina, hasta perros que se autocontrataban por unos meses y que a la vista de alguna hermosa hembra canina, pedían la baja voluntaria de ese monótono trabajo de abrir y cerrar barreras y se iban camino de León diciendo adiós con la patita. El animalillo más raro que le acompañó durante un par de años fue una cobaya que se parecía un poco a su sobrina María, sobre todo en los ojos pequeños y alegres y miopes y con un punto de susto permanente y la cual (su sobrina, no la cobaya) se enamoró de un francés que vino a enamorarse de los montes de León y se llevó una sorpresa y una especie de tesoro al enamorarse también de los montes y de los ojos de pequeña cobaya de la dulce María.

Pero el mejor; según Benito; había sido quien por ventura se estaba jubilando hoy con él: el gato Sartre. A Benito no le gusta decir su gato, sino el gato Sartre, nada de su. Lo llamó así porque en sus interminables horas de barrera sí barrera no, había leído todo tipo de libros, desde novelas hasta poesía o filosofía. Benito estaba leyendo El Ser y La Nada del insigne filósofo galo cuando Sartre; que aún no se llamaba así, aunque a lo mejor ya sí; apareció hambriento y maullando. Tras alimentar y acariciar Benito al minino; éste se le quedó mirando tan “existencialmente” que viendo Benito su ejemplar de El Ser y La Nada en la mesa no se le ocurrió un nombre mejor para el felino: Sartre te llamarás.

Así las cosas, ambos se convirtieron en filósofos y entre tren sí y tren no y barrera sí y barrera no, dilucidaron sobre la existencia de Dios, de si mismos o de la infinitud del universo. Todo ello hasta hoy, que se han jubilado y que han dejado las barreras abiertas para siempre pues además desde hace veintitantos años, ya no pasa ningún tren por esas vías.

Los dos han mirado para atrás y han dicho adiós con la patita a la garita del paso a nivel con barrera mientras partían a León a visitar a los perros aquellos con contrato parcial y baja voluntaria y a hacer junto a ellos y sus familias una fiesta y a brindar por los trenes que no descarrilaron y por las barreras que se abrieron para siempre en el mundo.

domingo, marzo 18, 2007

Nieve en Berlin

Walter: ¡Qué frío hace en la calle, Helga!. Justo al entrar al portal estaba empezando a nevar. Mira, asómate a la ventana. Fíjate que copos más grandes, parecen bolas de alcanfor de esas que ponía tu abuela en el armario para que las polillas no devorasen sus chaquetones y abrigos. ¿Te acuerdas que ponía esas bolitas incluso en los bolsillos y que cuando se los iba a poner a veces olvidaba que estaban allí y las miraba con extrañeza como si alguien los hubiese puesto allí sin su permiso y fuesen poco menos que unas bolas que unos ultracuerpos extraterrestres hubiesen colocado allí para clonarse y dominar la Tierra?. A mi me gustaba oler el alcanfor de los bolsillos de los abrigos de los armarios de mi abuela. ¡Será que no tengo sangre de polilla o que ya me han clonado los alienígenas alcanforoides!. Jaja.

Helga: Jaja. Lo que me faltaba. ¡Estoy viviendo con un hombre polilla, adicto al alcanfor por su condición de alienígena alcanforoide...¡Qué ocurrencias tienes!. ¡Por eso me gusta estar contigo, por lo loco que estás!. ¡No pareces alemán, jaja!. Bueno, yo tampoco parezco alemana!. ¡Mira que gustarte ese olor tan fuerte!... Hablando de fuerte; ¡Si que nieva bien fuerte ahora ¿ves?!. ¡Ya está empezando a cuajar, mira!. Ahí va Sigfrid con su perro. ¡Mira que se parecen!. ¿No crees que de tanto vivir juntos los perros se acaban pareciendo a los amos. Si a Otto (el schnauzer) le pusieses un sombrero y le recortases un poco el bigote, parecerían hermanos, jaja.

Walter: Jaja. ¡Son igualitos hasta en los andares, jaja!. Pues si sigue nevando así, mañana no iremos a trabajar y nos pasaremos el día en la cama, haciendo el amor y comiendo panecillos calentitos con mantequilla y mermelada de arándamos.

Helga: ¡Mmmm!. Que buena idea. Sobre todo la de comer los panecillos calentitos y hacer el amor con mantequilla y mermelada de arándanos (mirando con picardía al exultante Walter). Anda, pon la tele a ver si dicen algo del tiempo que son las ocho y veinte y estarán a punto de decirlo.

Walter: ¿Te imaginas que nevase tanto que nos quedásemos incomunicados durante semanas y se nos terminasen los panecillos y la mantequilla y la mermelada de arándanos?.

Helga: ¡Y tuviésemos que sobrevivir haciendo el amor en ayunas a 20º bajo cero!. Anda, no pongas la tele, vamos a la cama pero sin panecillos calientes, ni mantequilla, ni mermelada de arándanos que hay que ahorrar por si los necesitamos para alimentar el amor estas semanas de incomunicación “bajocerica”... ¡Ah! Y saca del armarito de debajo, donde están las cosas de limpiar, unas cuántas bolitas de alcanfor y ponlas alrededor de la cama. Como son afrodisíacas para los habitantes del planetoide Alcanfor de donde parece que eres, haremos el amor hasta que las polillas nos aplaudan con sus alitas….

Walter: Jaja. ¡Vamos!. ¡Mira; por lo menos hay 20 centímetros… de nieve en la calle!, jaja. ¡Mal pensada, jaja! ¡Vamos, Helga, tú metete en la cama que yo voy a por las bolitas de “alcanforamor panecilloca lentito merme lada demante quilla dearándanos”!.

Helga: ¡Jaja!. (Corriendo y quitándose la ropa mientras sus risotadas suenan cada vez más bajito por el largo pasillo que da a la alcoba.)

miércoles, marzo 14, 2007

meme rio rio

Una vez; antes de que mi ordenador se hiciese el muertito, Pluma Roja me dijo que a ver si hacía el favor de hacer un meme de reírse.

Como yo me río de muchas cosas (y de otras nada de nada) las pondré sin orden ni concierto. O sea con desconcierto desorden.

Por ejemplo:

No me río cuando se cae alguien. Si es jodida la caída ayudo a levantarse a la persona, si no; media vuelta.

No me río con Los Morancos; no los soporto, ni con Paco Martínez Soria, ni con Pajares y Esteso me reía en su día, ni cuando dicen en el cine: caca, culo, pedo, pis y todo el mundo se troncha, nada, no me río con eso.

No me río con los chistes machistas, ni con los de gangosos o tontos.

No me río con películas inmundas como American Pie o Dos Tontos Muy Tontos...

Si me río con Les Luthiers y con El Tricicle y con Faemino y Cansado y con Cary Grant y Katharine Hepburn y con Gila y con Jacques Tati...

Y sí me río con el humor inteligente (sea lo que sea eso) y contigo cuando hablas y te miro y dices ¿qué? y yo digo: Nada, que qué graciosa eres, mujer... Y nos echamos a reír ya de nada, o sea ya de todo, como si nos hubiesen contado un chiste de gangosos los insoportables Morancos.

Y por último: me río de Janeiro que es un chiste muy viejo, pero como este meme es de reír, pues lo pongo.

Gracias Red Feather por el meme y perdón por la tardanza...

viernes, marzo 09, 2007

Sin Ordenador... o con él...

Tengo abandonado el blog (y algún que otro meme) por varios motivos, aunque ahora mismo el principal es uno y solo uno: mi viejo ordenador está muriendo con la misma dignidad y nobleza con la que ha vivido estos años.

Es un Packard Bell que originalmente venía con un sistema operativo que parece de los años de la prehistoria, sistema operativo que se llamaba Windows 98 y que con esa rapidez con la que las cosas informáticas pierden su novedad y su gracia se convierte en eso, en algo obsoleto, caduco y lento.

Cada vez queremos las cosas más rápidas. Acabaremos haciendo el amor como los conejos, con lo bello que es hacerlo despacito y con múltiples mimos, caricias y alguna que otra mal llamada depravación que no es otra cosa que algo que gusta mucho y que por culpa de la educación cristiana que por muy poco creyentes que seamos, atenaza a ciertos timoratos, está mal visto, aunque bien disfrutado y pecado tres avemarías y un gloria, amen.

El caso es que a mi buen amigo Packard Bell lo modernicé en su día con una versión de Windows XP, también novedosa a su vez en ese momento y convertida ya; por arte de birlibirloque; en una antigualla abyecta por culpa del nuevo Windows Vista que se cree que va a durar años y años en su modernez... Pobre inocente.

Lo último que bajé de Internet (de donde no me bajo nada nunca) fue algo tan curioso como todas las portadas de todas las revistas Playboy desde al año 1954 hasta nuestros días, a partir de este enlace del blog de Javi Moya.

Disfrutamos juntos mi ordenador y yo viendo la evolución de la mujer americana con ese look tan plástico y de plástico que tienen esas fotos de esos desnudos ahora con vello púbico, ahora sin él....

Esa plástica plástica reconozco que me llega a gustar más que una foto porno pura y dura en la que nada se insinúa y todo se muestra de sopetón...

No sé si sería de la emoción, de un virus o de los mismos nervios, pero el caso es que un archivo dll, concretamente uno llamado msgina.dll; desapareció.

En estos días he intentado recuperar el ordenador que se despedía de mi diciendo: "error de lectura de disco ctrl.+alt+supr para reiniciar".

Cuando logré restaurarlo no tenía acceso a mis propias carpetas hasta que con un truco pude: “tomar posesión de ellas”... (Me encanta la nomenclatura que a veces utilizan los informáticos)...

Ayer; y una vez más empeñado el señor Bell en morirse cibernéticamente; lo salvé formateándolo con su viejo Windows 98 (con lo que volvió cual Ave Fénix a su eterna juventud).

Instalé otra vez un Windows XP mejicano que había en casa creo que de una vez que compré unas fajitas y guacamole y dos latas de Pepsi y me lo regalaron a la vez que un chubasquero con el logotipo de las fajitas...

Está mi viejo amigo Packard un poco renqueante pero conectándose a Internet el solito para ver como se llamaba la Playmate de mayo de 1984 y si tenía bello vello púbico o no....

sábado, marzo 03, 2007

memespaña

Mi pequeña amiga Cobre meme propone este meme sobre las Españas.

Para que vea que soy obediente acabo de escribir (sin pensar mucho) mis respuestas a las preguntas y ahí van.

Gracias Cobre por sacarme de la vagancia que me domina blogueramente.

Que por cierto; hablando de vagancia. Ayer le decía a mi amigo harry: "Oye; si se es muy vago muy vago ¿eso es extravagancia?"....

Nuestras cosas de pensar.

Ahí va el meme.

¿Qué cosas tiene España que te animarían a irte a vivir a otro país si tuvieras la oportunidad?.

Partamos de la base de que España es un país bien diverso, tan diverso que ya casi no existe como entidad nacional por lo que como todos los países de países tiene sus cosas que en sí no son ni buenas ni malas sino especiales según el caso. Si tuviera oportunidad de irme a vivir a otro país, me animaría el hecho de ir a aventurarme a otra parte del planeta. Hay cosas que molan de España: los chopitos, pero otras no molan: los sinvergüenzas españoles. A los sinvergüenzas bielorrusos no los controlo, bastante tengo con los de aquí.


¿Qué te resulta insoportable en la sociedad / sistema económico / política / cotidianidad española?.


Tanto como insoportable no sé. Quizás el machismo implícito que en el siglo XXI planea por estos lares. En cuanto a la economía no creo que sea muy distinto el panorama al que te puedas encontrar en cualquier país desarrollado. Los poderosos ganando pasta a sacos y los empleados llegando como pueden a fin de mes hipotecando sus vidas y las de sus hijos para lograr una casucha en un barrio apartado y sin servicios o unas vacaciones al pueblo más birrioso de la costa. Los políticos apestan, da asco y vergüenza ver como se insultan sin tregua Peperos y Psoeros aunque luego compartan mesa y mantel y sueldazos vitalicios sin ningún pudor que sabido es que para ser político se debe carecer de tal característica. Y luego da otro tipo de ascazo el cotilleo, los personajillos imbéciles que pueblan portadas de cutre-revistas y televisiones zafias e incultas.


¿De qué huirías de la cultura de este país?.


Huiría de lo que he dicho hace un rato, no de la cultura de este país, sino de los politicastros de pacotilla, de la incultura cerrada, de la burricie, de la caspa, del fútbol y sus ultras, de la pandereta y la alpargata cerriles y paletas, huiría de nacionalismos y españolismos cerriles y paletos como las alpargatas y las panderetas y de la chapuza hispánica y olé.


P.D. La bella Pluma Roja me ha propuesto otro meme que realizaré este fin de semana si mis multiples actividades de jolgorios variados meme lo permiten.