sábado, mayo 19, 2007

Llamada de teléfono

Madre: (Llamando por teléfono) Totitotititotitoto (sonido de las teclas del teléfono).

Tuuuuuuuu, tuuuuuuuu, tuuuuuuuu…. (sonido del otro teléfono esperando respuesta).

Hija: ¿Sí?.

M: Hola Marisol; soy mamá.

H: ¡Ay!. ¡Hola mamá!. Te iba a llamar ahora mismo. ¡Qué casualidad!.

M: ¡Tenemos telepatía, jaja!. ¿Qué tal estás?. El otro día estabas fatal entre el catarro y la alergia que este año mira que ha venido pesada.

H: Mucho mejor mami. Fui a la farmacia y al final me dijeron que no era catarro, que era lo de la alergia. Con tanto moqueo me parecía que era catarro, como nunca he tenido alergia, pues me extrañaba. Pero bueno, me han dado unos antihistamínicos que me dejan medio tonta, pero por lo menos no gasto tanto pañuelo de papel. ¿Y papá?. ¿Dónde anda?.

M: Está en la terraza haciendo crucigramas. Ya sabes lo que le gusta desde que se jubiló.

H: Ya lo creo. Es un hacha. Dale un beso.

M: De tu parte, cariño... Y ¿Qué tal en el trabajo?; hija. ¿Cuándo hablamos?. Anteayer me parece que fue ¿no?, que me contaste lo de la lista de tu jefa. Has hecho bien en decirle cuatro cosas bien dichas. Si te echan que te echen, pero que no se crean que eres tonta.

H: Era lo que hablábamos el otro día, mamá. Que yo hago mi trabajo lo mejor que sé y nunca he tenido problemas. Lo que pasa es que esta tía es una trepa y quiere subir pisoteando a los demás. Es lo que me decía Juan ayer, que se dé cuenta esta señora que no se puede ir así por la vida, que se cree la idiota que va a heredar la empresa.

M: ¿Quién es Juan, hija?.

H: ¡Ay mamá!. Pues ¡quién va a ser!; mi marido. A ver si te crees que hay mas Juanes por ahí, jaja.

M: Pero…. ¿cómo que tu marido?. ¡Si no estás casada!.

H: Harta es lo que estoy, aunque últimamente estamos mejor, pero vamos… Pero ¿qué te pasa con que no estoy casada?. ¡Qué graciosa!. ¿Ya te has olvidado de lo guapa que ibas?... Bueno aparte de mí que era la novia; claro. Jajaja.

M: ¡Uy! Que me parece que me he confundido de teléfono. ¿Tú te llamas Marisol?.

H: Jolín mamá. Pero si elegiste tú el nombre porque te gustaba la cantante y porque a la abuela también le gustaba que le llamasen así aunque de verdad se llame Juliana.

M: Yo creo que tú no eres mi hija, no sé. ¡Y el caso es que tienes la misma voz!. ¡Y qué casualidad más curiosa que mi madre, o tu abuela…. Bueno, la abuela de mi hija Marisol que no sé si eres tú se llame Juliana también!.

H: ¡Pero si es que tú también tienes la misma voz que mi madre!. ¡Qué gracia!. Llevamos hablando un rato creyendo que somos quienes no somos. ¿Cómo se llama usted?... o mejor: ¿Cómo te llamas?.

M: María, hija…. Bueno; María a secas, que hemos quedado en que no eres mi hija. ¡Mira que tienes la voz igual!. ¡Y estás casada!… Me gustaría que mi Marisol se casase. Por eso me ha dado un vuelco el corazón cuando me has dicho que estabas casada. Ha sido como ver mi vida y la tuya; perdón; y la suya, la de mi hija; unos años adelantados.

H: Bueno, bueno, bueno... ¡No me lo puedo creer!. ¿Sabes una cosa?. Que mi mamá se llama como tú: ¡María!. ¿será posible que ni tú eres mi madre, ni yo soy tu hija?..., aunque a lo mejor es que esta llamada es una llamada a un futuro tan incierto como imprevisto. ¿Y si estuviéramos hablando como desconocidas pero en realidad si fuéramos la madre y la hija que seremos, algún día?.

M: ¡Ay Marisol!... ¡Que ya no sé si llamarte hija o no!. Se me han puesto los pelos de punta.

H: ¡A mi igual!.... ¿Cómo se llama papá?... O tu marido… ¿O el padre de tu Marisol?.

M: Alfredo…. ¿Y tu padre?.

H: ¡Vaya!. Tututututututututututu (corte de llamada).

26 comentarios:

Cinzcéu dijo...

Créase o no, eso le pasó a mi madre. Sale mi padre al trabajo y al rato suena el teléfono. "-Hola. -Hola, Delia. -¿Enrique? -Sí, soy yo, te pido un favor, ¿no te fijás si me dejé en casa los anteojos?" Va mi madre a fijarse y vuelve. "-Sí, acá están pero ¿para que precisás los anteojos de sol? -¿Los de sol?, no, ¡los de leer! -¡¡¡Pero si vos no usás anteojos!!! No recuerdo cómo terminó pero aún hablaron un par de minutos. Como mi padre hoy usa lentes para leer, ahora me dejás pensando si no sería él llamando desde el futuro...
Un abrazo.

Asir dijo...

Un saludo, por si acaso eres el Vitore que conozco. Si no lo fueras no te preocupes, ya nos conoceremos más adelante.

Té la mà Maria dijo...

hemos visitado tu blog lo encontramos fascinante, si tienes un momento entra en el nuestro, el mas irreverente, iconoclasta, ecléctico y libertario
http://telamamaria.blogspot.com
en Reus - Catalunya
gracias por todo

Harry.c dijo...

Qué bueno! :)

Grismar dijo...

Me encantó (casi se puede escuchar ese tututu del corte). Y parece ser más común de lo que suponía. Hace muchos años atendí el teléfono, y la voz del entonces mi novio (que ese día rendía un final en la facultad)dijo "hola, amor, ¿cómo andás?", "bien ¿cómo te fue?, "bien, prepará todo que ahora voy para allá y te cuento". No entendí que sería ese "todo" pero asumí que se refería al mate. Por supuesto que no era él, quien me llamó horas después para decirme que le había ido bien y no entendía mi enojo por la tardanza. Varias veces imaginé cómo habrá sido la situación para aquella otra pareja. Un beso.

la nena dijo...

Bueno, que situación!
y por los comentarios veo que le ha pasado a gente!!
Jo, cçomo me gustan tus relatos!

ma´heona´e dijo...

Pues a una amiga mía también le pasó: creyó que me llamaba a mí y se pegó un buen rato hablando con otra sobre el examen de historia... En fin, qué coincidencias.

Besitos

Vitore dijo...

cinzcéu: Este post en realidad está "inspirado" por lo que me contó el jueves una compañera de trabajo al respecto; es decir; llamadas entre gentes que se dan cuenta de que no se conocen pasados unos minutos. Un abrazo.

asir: Yo creo que soy el Vitore que conoces... Pero vamos; sólo lo creo... Un abrazo.

té la mà maria: El vuestro también está molt bé. Saludos.

harry.c: Moitas gracias. Logo falamos.

grismar: Lo que decimos. Más común esta equivocación telefónica de lo que uno supondría. Un Beso.

la nena: Siempre un placer recibirte. Mientras te guste venir por aquí; pues eso: ven. Besitos.

ma'heona'e: ¡Hala, que ilusión me ha hecho verte por aquí!. Ha sido como esas veces que te llama alguien al telefonillo y te da una sorpresa. Un beso.

1+ dijo...

Conozco varias anécdotas de ese tipo, y últimamente también he oído algunas referidas a mensajes de texto que, con su universal proliferación, deben haber aumentado estas confusiones en proyección geométrica.
Admiro tu capacidad para crear diálogos verosímiles (Nieve en Berlín, ¿En qué piensas?, éste) a los cuales la etiqueta de "cuentos" no les cuadra del todo; más bien muestran tu maestría como dramaturgo o guionista. Un abrazo.

1+ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
1+ dijo...

Qué feo queda eso del comentario eliminado... es que en mi impaciencia dí dos clicks.

Té la mà Maria dijo...

gracias por contestarnos en catalan todo un detalle por tu parte, seguiremos en contacto, tienes un muy buen blog y el nuestro te lo ofrecemos para lo que haga falta

e-catarsis dijo...

Pues, esta vez me siento a descansar pero en el filo de la silla, miro para todos lados porque...¡qué mal rollito!, yo a veces veo muertos pero...esto me ha superado y encima rebusco en mis bolsillos y no me queda la dosis de tila para las emergencias...¡caray! oigo pasos...me estoy poniendo nerviosa

RINNNNGGG RINGGGGGGGG
¡Caray!..y ahora esto...
Agggg
¡Maldita sea! ¿no hay nadie para cojer el teléfono?¿ eooooo?
...ni de coña...me voy a mi casa que hoy anda esto un tanto inquietante

:))

...no lo puedo evitar, tu blog me sugiere hacer estas cosas...

;-)

Cinzcéu dijo...

Welcher interessanter Posten! Grüße für Sie.
(Perdón, pero las respuestas en gallego y catalán me hacen poner a prueba los límites de este blog, jajaja).

Vitore dijo...

1+: Si que parece que a todo el mundo le ha pasado algo parecido alguna vez. Curioso. Abrazos fuertes.

té la mà maria: De nada. Habéis elegido un método de choque para hacer conocer vuestro blog, lo que me parece tan lícito como válido. Hasta luego.

e-catarsis: Siento no haberte podido atender como te mereces... Estaba hablando por teléfono... ;)

cinzcéu: Este blog parece la ONU, pero eso sí; por lo menos nos llevamos bien. Otro abrazo.

e-catarsis dijo...

...pues has tardado en cogerlo...
Ni te preocpes que lo bueno de esta casa es la libre circulación sin nadie atosigando cuando necesite algo ya lo pediré
;-)

chuliMa dijo...

ufff....pos a mi las coincidencias "esas" me ponen los pelos de punta...

Beshitosss

Tunia dijo...

La vida es un pañuelo...mira que coincidir Maria- Madre con MArisol-Hija y no ser ni madre ni hija y llamarse igual.
¿de donde sacas las historias compi? me lo tienes que contar.
Besitos

Monik dijo...

Pues vaya tela!! Y que corte!!
A mi nunca me pasó, pero esta clase de confusiones puede darse en muchas ocasiones...

Besos!!

e-jay dijo...

A este paso te vas a convertir en el Benedetti de las blogocosa, Vito. Me gustó.

Pareidolia dijo...

Hay que llamar a Iker...Por un momento pensé que la madre tenía alzheimer...

Pilix Forever dijo...

A mí me ha pasado algo así alguna vez... la confusión no fue tan larga pero la casualidad fue muy parecida...
UN SALUDO

Vitore dijo...

e-catarsis: porque después de un rato, resulta que no era para mi la llamada ;)

chulima: ¿Quién ha dicho que son coincidencias?... :O

tunia: Pero como ves, le pasa a todo el mundo esto de las llamadas que no son. Besos, compi.

monik: Se dan estas confusiones porque los primeros momentos de muchas conversaciones son genéricos... O no.

e-jay: A este paso, sí. Menudo Benedetti... Abrazos.

pareidolia: Pero a Iker Jimenez, no a Iker Casillas. Gracias por la visita. Te he visitado a mi vez. Hasta la visita, digo vista.

pilix forever: ¡Te creía desaparecida del mapa!. ¡Incluso te borré de mis enlaces!. Y resulta que estás ahí. Me alegro de verte y te mando un beso.

Thalatta dijo...

Oye... yo no vengo a comentar, pero entonces si no comento, no me contestas? es que sino comento eh... ahh vale... pues ya comento otro día si eso...
Besos tiroriroriroriro ra

Cobre dijo...

La maaaaadre q te parió, q imaginación tienes!!!!.
Oye, ¿te puedo llamar papá?, pq tu te llamabas Victor, ¿verdad?. Ayyy, q me pongo nerviosssa!!! ;))
Besazos!!, y córtate de una vez el pelo, hombrepordios, q el aspirado no queda igual!

Vitore dijo...

thalatta y cobre: Así no hay quien se concentre...