domingo, diciembre 14, 2008

Qué ramón tiene Razón

Vitore: Oye, dice Ramón que no escribimos ni publicamos nada.

Blog: ¡Qué ramón tiene Razón! digo al revés.

V: Y le echa la culpa; con relativa ramón digo razón; a mi constante revoloteo por el foro de Psicología ese en el que ando diciendo cosas todo el día.

B: Al final suspenderás como un capullo. Porque esto de estudiar es como le decía la chacha al libidinoso señorito: o jodo o barro. Está claro que si te dedicas a responder a todos los hilos del foro menos a los chistes de uno de Pamplona que te los sabes casi todos, menos tiempo dedicarás a los libros y al final llorarás tu desorden, tu desidia y tu cachondeo incontrolado.

V: Joder, blog, no me metas charlas, que bastantes regañinas me meto yo cuando me meto... Si, he puesto meto 30 veces. A ver si encima que me metes (otra) estas charlas no voy a poder decir lo que quiera para una vez que publico sin "deber". Que te decía, que cuando me meto en la cama, lamento no haberme esforzado un poco más ese día, o semana o mes y cojo y miro mi Plan de Estudios y veo que voy "bien" según el programa, pero que vamos, que podría haberme pasado el famoso Programa este por los mismísimos y ahora sabría más, no sé si sabría más que nadie, pero seguro que sabría más que yo mísmo en este momento.

B: Discierno.

V: Jajaja. ¿pero que palabro es ese? ¿cómo que disciernes? A ver, por lo menos antes de que cierre el post, justifícame el discernimiento este.

B: Entiendo.

V: Anda guapo, que estás más chalado que yo.

B: No creo, pero bueno, nos queremos así, publiquemos o no.

V: Es verdad. A ver si te escribo más, hombre.

B: Lo de hombre lo serás tú, que yo soy un ente sin género, ni pertenezco a una especie animal determinada.

V: Entiendo.

B: ¿No disciernes?

V: Hoy no. mañana te discerniré.

B: Así me gusta.

V: Y a mi.

B: Hasta pronto, Vito.

V: Hasta pronto, blog.

jueves, diciembre 04, 2008

Sobre la felicidad

Mi buena amiga Psicoloka desde uno de sus blogs, me propone un meme con las siguientes características:

1. Escribir seis cosas sin importancia que nos hagan felices
2. Poner el enlace de la persona que nos ha elegido
3. Poner las reglas en el blog
4. Elegir seis personas para continuar el desafío
5. Avisar a estas personas y dejar un comentario en su blog

Es fácil y a la vez difícil elegir seis cosas sin importancia que nos hagan felices. Y es que ya de por sí es un contrasentido. Si a mí me hace feliz una cosa, automáticamente, esa cosa se convierte en "importante".

Porque ¿acaso hay algo más importante que una cosa que nos haga felices?

Ojo que no estoy diciendo que esa cosa nos dé la felicidad. Como diría algún académico de la Lengua. No es lo mismo ser feliz, que estar feliz....

Por ello, vayamos a enumerar seis cosas sin importancia que consigan hacerme feliz.

I) La primera cosa es en realidad algo altruista. Me hace feliz hacer felices a los que me rodean, ya sea en mi ambiente familiar, laboral o Psikoconvencional el 22 de noviembre...

II) Esto es más egoísta. Me hace feliz despertarme un sábado a las siete y reconocer o recordar que en efecto es sábado y acurrucarme con una sonrisa picaruela bajo el edredón para seguir durmiendo.

III) También me hace feliz una tarde de lluvia acurrucado bajo el edre.... ah no, que esto ya lo he puesto. Me gusta ver llover y no tener que salir a la calle a nada.

IV) Últimamente me hace feliz "hacer" de tío Vito de las dos niñas de mis parejas favoritas; de W y M y de E y F... Ellos saben quienes son...

V) Me hace feliz pensar en algún regalo raro para algún amigo o amiga invisible. Más que pensar, me gusta tramar ese regalo...

VI) Estos últimos meses, me hace feliz estudiar Psicología sin presiones y aunque sea repetitivo, me hace feliz haber conocido a gente tan maravillosa en el Foro de Psicología de la UNED.

Aunque tenga casi abandonado este blog, le voy a pasar el testigo a alguna de "mis mujeres":

Cu2

thalatta

mamiloca

Mendieta Quintana

El Ático de Lo

una maruja en internet

jueves, noviembre 20, 2008

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL


Yo me jacto de ser abierto de mente y creo por ello tener la suerte de no estar “atenazado” por ninguna religión o por ningún “decreto” que me diga qué tengo o qué no tengo que hacer con mi conciencia, otra cosa son los deberes civiles o morales que uno se ponga voluntariamente.

Por esto, y en lo que afecta a la sexualidad humana, tengo esa mente; de la cual decía yo al principio que me jactaba; abierta a todo tipo de sexualidad, ya sea esta heterosexual u homosexual, ya sea esta última disfrutada por un hombre con un hombre o por una mujer con una mujer.

Dicho esto, se da por supuesto, que me parecen perfectos todo tipo de juguetes o artilugios eróticos que hagan que el sexo sea más placentero y divertido.

Incluso soy capaz de entender que a ciertos congéneres, les guste practicar sexo con animales, aunque esto me parezca relativamente aberrante.

Sin embargo, lo que no soy capaz de entender es como a alguien le puede gustar ver a niños desnudos o realizando cualquier acto para lo que ni su edad, ni su inocencia están preparados. Me es imposible entender esta actitud de un adulto excitándose con la visión de un niño o niña.

¿Qué puede pasar por la cabeza de un hombre (casi siempre son hombres) para buscar en Internet estas imágenes?

El pedófilo de turno o el pornógrafo infantil teclea palabras como: "angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy" o "feet boy"… Por desgracia, muchas veces suele encontrar lo que busca…

Esta vez y por lo menos en mi blog, va a ser que no, que lo único que va a encontrar es el rechazo a su actitud, el asco, la rabia y el desprecio más absoluto por su persona. Individuos así, no merecen pertenecer al tan denostado algunas veces género humano, pero a la vez tan grande que puede (podemos) llenar la red de post diciendo NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL y que con un poco de suerte hará que sus “surfeos” por el ciberespacio sean más complicados. Esperemos que desde hoy, ya nunca encuentren lo que andan buscando.

Este post está escrito y adscrito a la campaña promovida por:
Sitio Web:
lahuelladigital.blogspot.com
Oficina:
blogs.lavozdegalicia.es/pacosanchez/

martes, noviembre 11, 2008

Mudos e ilocalizables

Si se me acusa de canalizar todo a algún proceso psicológico, me defenderé diciendo que al fin y al cabo (y solo en parte) me he puesto a estudiar, en plan hobby, esta carrera para intentar entender algunas de las conductas de los humanos, aunque por otra parte siempre me ha fascinado e interesado y hasta asustado esa capacidad de sorpresa continua con la que mis congéneres se descuelgan de vez en cuando.

Pongamos un ejemplo: ¿Cómo entender esto que paso a relatar a continuación?

Barcelona, julio de este año. Coincidiendo con la visita que hicimos a la ciudad para ver a Bruce Springsteen, me puse en contacto con unos amigos con los que viajé hace años a Nueva Zelanda y que meses antes me habían ofrecido la posibilidad de alojarme en su casa, posibilidad que agradecí, aunque rechacé, pues a la Ciudad Condal no iba yo solo, sino que compartía viaje con mi hermana y dos amigas.

Quedamos sin embargo en intentar vernos durante los días que estuviésemos en Barcelona. Antes del viaje, llamé a su casa, mandé sms y no obtuve ninguna respuesta por lo que deduje que dadas las fechas veraniegas, se habrían ido de vacaciones.

Pero cual fue mi sorpresa cuando recibí una llamada de Joan mientras visitábamos la estatua de Colón. En la llamada que se cortó y que tuvimos que repetir varias veces, llegamos a establecer una cita para vernos, cenar juntos y así conocer a Caterina, la hija de él y de Esther.

Dado que el concierto era el domingo, quedamos en vernos el lunes en la casa de esta gente. No recuerdo si fue el propio domingo o el mismo lunes cuando recibí una llamada de Joan diciendo que en vez de quedar en casa, que mejor en un restaurante, pues no tenían nada apropiado para la cena. Me pareció bien, tanto como a mis compañeras de viaje, que se sentirían menos “cortadas” que en la casa de alguien a quienes al fin y al cabo no conocían.

Y llegó el lunes y le compramos un regalito a la niña y se cachondearon mis compañeras de mí porque estuve con el paquetito todo el día para arriba y para abajo hasta las 20 horas que fue cuando recibí la última llamada que he tenido de Joan. En esa llamada me decía que había tenido un retraso en su vuelo desde Ibiza y que estaba llamando a Esther pero no le respondía y que le sabía mal no vernos, que hiciésemos nuestros planes y que cuando localizase a Esther, que hablaríamos aunque sea para vernos.

Nunca más he vuelto a saber de esta gente. Llamé a móviles y a fijos, mande sms escritos y de voz (preocupado por si les había pasado algo), incluso llegué a mandar el paquete a su dirección (ya estando en Madrid), lamentando no habernos podido ver y extrañándome y preocupándome por ese silencio tan absoluto.

Pensé que algún terrible suceso les habría acaecido. Que habrían muerto envenenados o en algún accidente, pero el caso es que el regalo se fue y no me le devolvieron aunque tampoco lo agradecieron (si es que lo recibieron y no estaban muertos).

Hoy he sabido que Joan sigue trabajando (creo que vivo) y he mirado en QDQ y he visto que Esther sigue teniendo teléfono fijo, por lo que no parece que haya fallecido pues de haber muerto, no podría pagar a Telefónica o similar y estos habrían cortado la línea con el otro mundo.

Vistas así las cosas y sin haber pasado nada anormal, ninguna pelea, todo cordialidad y buen rollo. ¿Qué cojones habrá pasado para que nunca jamás haya vuelto a tener noticias de esta gente? ¿Tiene alguno de ustedes alguna explicación? ¿Se habrán separado y no tienen por qué contármelo? ¿Qué habrá pasado por sus cabezas para no volver a llamarme después de los incontables mensajes enviados?

Quizás algún día lo sepa. Lo contaré por este blog...

miércoles, octubre 29, 2008

No me justifico, que conste...

El otro día se metía Lo conmigo porque no aparezco por este mi blog, ni por aquel; el suyo.

Diría lo que se suele decir, que circunstancias de la vida no cibernética, hacen que uno no escriba nada coherente ni alocado y por ende, que no lea nada de lo alocado o coherente que escriban bloggers de todo pelaje, sexo y condición social.

Nunca me ha gustado "justificarme", pero lo haré diciendo que estoy entre enganchado a los libros de la carrera recién empezada y lo que es mejor, a un foro de Psicología de la UNED que encontré por casualidad y que se ha convertido en un punto de encuentro diario tan enganchante como ineludible a la hora de comentar aspectos ignotos de las disciplinas o asignaturas o a la hora de hablar de cualquier cosa, tenga o no que ver con la Psicología en sí.

Y es que me he convertido en un asiduo visitante y participante en dicho foro, tanto es así que he sido nombrado Risoterapeuta y he compuesto un Himno para el famoso foro, lo que me ha granjeado fama y fortuna sin límites, así como buen rollo estudiantil universitario, que parece que estoy en los años 20 y me refiero a los míos no a los "felices" del siglo pasado.

Pero no olvido este rincón que tantos buenos momentos me ha dado y me dará y de otras casas que procuraré visitar más a menudo, que se enfría el café.

miércoles, octubre 01, 2008

Eva y Alberto

Hoy ha ocurrido cerca de Madrid un accidente terrible en el que una pareja ha muerto aplastada en su coche por el vuelco de un camión.

El hombre se llamaba Alberto y la mujer Eva. Ambos estaban esperando un bebé para diciembre.

Con Alberto trabajé hace años en la empresa de la que me fui hace ya 4. Su padre fue el jefe de la última obra en la que yo estuve en dicha empresa de construcción cuyo nombre guardo para mí.

A Eva apenas la traté pues aunque compartíamos empresa, no llegamos a trabajar juntos.

La última vez que los vi fue en casa del hermano de Eva, en la que aparecimos a tomar algo después de un concierto en Las Rozas de Madrid.

Cuando me ha dado mi hermano la noticia, me ha dado mucha pena, pero he sido incapaz de ir al tanatorio a mostrar mis respetos a la familia.

¿Soy un egoísta?

No sé.

Puede ser.

Y no trato de justificarme, pero no me ha dado la gana ir allí y ver a antiguos compañeros con los que en su día compartí alegrías y trabajo y cachondeo.

No me ha dado la gana “tener” que ir con el corazón hecho un puño y ver el dolor de la gente.

Siempre en esos lugares se acaba diciendo: “Joder, siempre nos vemos en estos sitios. A ver si nos vemos tomando una caña…”

Pero las gentes pasan y pasamos por las vidas de unos y de otros y las circunstancias hacen que sin malos rollos, dejemos de ver a esas personas. Al final nunca hay esa caña o esa cena y sí la llamada que te dice la noticia de la muerte.

Yo brindo por vosotros; Eva y Alberto y por vuestra cría no nacida, pero brindo con la alegría de la última vez que os vi. Con la alegría de “a ver si nos vemos tomando una caña…”

Un beso; chicos…

sábado, septiembre 20, 2008

AsTrAcAnAdA

Me da miedo enfrentarme a uno de los libros de Fundamentos Biológicos de la Conducta. En él quizás explique por qué tengo una neurona a la que llamo la neurona académica y que hasta que microscopios tan exactos que puedan verla con su birrete y su toga y su enciclopedia bajo el “neurobrazo”, no se diferencia del resto de neuronas; siempre suponiendo que cuento con más de una.

Esta neurona académica además, sale a la palestra cuando menos te lo esperas. Estoy en medio de una conversación baladí y se sale con la suya y me hace decir palabras que o bien están fuera de contexto o bien no sé lo que significan estén o no en el contexto de turno haciéndome quedar como un tonto y encima como un pedante.

No es lo mismo decir: “Ya está terminando el verano. Dentro de nada empieza la vendimia aquí cerca, en los viñedos madrileños.” que: “El cambio climático coadyuva a que la recogida de las uvas garnachas se adelante como en una astracanada espacio-temporal en el centro de la península ibérica.”

El caso es que la neurona académica no me suele hacer decir frases tan churriguerescas, sino que mete una palabra “rara” dentro de una frase "normal".

Por ejemplo: “Ya está terminando el verano. Dentro de nada empieza la astracanada de la vendimia aquí cerca, en los viñedos madrileños.”

Sea como fuere, tengo que reconocer que astracanada es una palabra tan sonora que me gusta. La voy a emplear más a menudo (fuera de contexto, sí).

Sin ir más lejos, España –políticamente hablando- lleva años de astracanada tras astracanada y aquí estamos, a punto de recoger las uvas otoñales madrileñas.

astracanada.


1. f. coloq. Farsa teatral disparatada y chabacana.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

domingo, septiembre 07, 2008

Pasatiempo dominical


Pasatiempo dominical:

De entre estos objetos; ¿cuál no tiene nada que ver con la Psicología y cuál sí?
Razone la respuesta.

martes, agosto 26, 2008

Muertos propios y ajenos

El otro día, cuando volvíamos de comer, vimos a unos pocos kilómetros dos columnas de humo; una blanca y otra negra y bromeamos al respecto pensando que una vez más, algunos espabilados nos habían robado cables de cobre y estaban quemándolos para obtener el metal que se paga bastante bien en el mercado negro cobrizo.

A mí incluso se me ocurrió otra chorrada aún mayor diciendo que habemus Papam por la fumata blanca tan espectacular.

Cuando llegamos a la oficina y quisimos consultar los resultados de los españoles en las Olimpiadas, leímos con sorpresa primero y con consternación después que el humo se debía al accidente de un avión de la compañía Spanair que acababa de ocurrir, casi al lado de nuestra obra, y que iba contando muertos a medida que pasaban los minutos.

Pero la reflexión que propuse al respecto en un foro de Psicología al que me acabo de apuntar fue que aún sintiendo un profundo dolor y un innegable y total respeto por las víctimas del accidente y por sus familiares y seres queridos, ¿no ocupa la prensa un lugar demasiado prepotente a la hora de dar las noticias?

Reconociendo que cuando algo pasa a tu lado te afecta más que lo que pasa en Nueva Zelanda, a mí, me resulta vergonzoso ese regodeo respetuoso, ese cotorreo dramático que lo único que hace es deprimir a la gente.

¿Para qué quiero saber las últimas palabras que una madre medio muriendo le dijo a su hijo antes de fallecer aplastada?

¿Es eso noticia?

Y sobre todo: ¿Por qué los muertos ajenos nos parecen menos muertos, menos “llorables”, menos importantes?

¿Acaso no mueren más de 20 personas en carretera todos los fines de semana? Al mes son 80

¿Por qué nos importan un pimiento?

¿Será porque estamos acostumbrados?

martes, agosto 19, 2008

+ tazas

Al principio eran blancas. Luego las hemos pintado entre mi hermana (el plato) y yo (la taza y el bol).

Vean el resultado marciano....

jueves, agosto 14, 2008

Hidráulica

Los misterios de la hidráulica han hecho que la taza en la que me acabo de tomar un café, no se llene nunca de agua....


video

domingo, agosto 10, 2008

profiteroles o melón

profiterol.
(Del fr. profiterole).
1. m. Pastelillo relleno de crema u otros ingredientes y cubierto de chocolate caliente.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

melón1.
(Del lat. tardío melo, -ōnis).
1. m. Planta herbácea anual, de la familia de las Cucurbitáceas, con tallos tendidos, ramosos, ásperos, con zarcillos, y de tres a cuatro metros de longitud, hojas pecioladas, partidas en cinco lóbulos obtusos, flores solitarias de corola amarilla, y fruto elipsoidal de dos a tres decímetros de largo, con cáscara blanca, amarilla, verde o manchada de estos colores, carne olorosa, abundante, dulce, blanda, aguanosa, que deja en el interior un hueco donde hay muchas pepitas de corteza amarilla y almendra blanca. Es originaria de Oriente y muy estimada.
2. m. Fruto de esta planta.
3. m. coloq. Hombre torpe o necio.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Aparentemente no hay nada que semánticamente o morfológicamente haga que haya alguna semejanza idiomática entre estas dos palabras. Lo único que tienen en común es que suelen estar juntos en las vitrinas de los postres de opíparas comidas de empresa o de simples y obreros menús del día.

Sin embargo, una unión misteriosa hace que estas dos palabras hayan sido confundidas por dos camareros a lo largo de mi vida gastronómica.

Para juntarlas por primera vez, hay que remontarse a una comida familiar navideña de mediados de los años 90 o quizás de antes; no recuerdo; en la que a mi hermano se le ocurrió pedir unos profiteroles como colofón a la abundante y rica comida tan normal en esas fechas tan anormales.

Luego reproduciré la conversación entre mi hermano y el veterano camarero, que a partir de esa navidad, pasó a llamarse en nuestro argot familiar: El Profiteroles.

Por otra parte y con toda lógica, no podía llamarse ya de otra forma pues al preguntar a mi hermano lo que quería de postre y al decir mi hermano: profiteroles. El camarero preguntó: ¿melón? ante la cara de asombro de los comensales y de mi hermano que repitió: No, no: profiteroles.

Pero lo curioso me pasó solo hace unos días a la hora de la comida en mi nuevo lugar de trabajo.

Una escena parecida, aunque esta vez en un sitio de comidas caseras en San Sebastián de los Reyes llamado Sanabria. Un compañero topógrafo pidió profiteroles de postre y el camarero haciendo como que no oía le preguntó: ¿melón?

Al decir yo con cara de asombro: ¡Joder, no puede ser! ¡Increíble, y no es el mismo camarero!

Los compañeros me preguntaron que si no me gustaba el melón, a lo que yo –que no quise contar toda la historia- dije que sí y que los profiteroles también, pero que prefería un café cortado.
Vivir para ver y para oir….

viernes, agosto 08, 2008

antibracitis


Para que los padres de las niñas A y P puedan dedicarse durante unos minutos de nada a otra cosa que no sea tener en brazos a sus hijitas tiranas, he desarrollado una idea que consiste en adaptar a un coche de niños normal y corriente, unos brazos de latex ultramoderno con textura humana y perfectamente adaptables al tamaño del bebé que sabiamente engañarán (estamos en periodo de laboratorio) a las pequeñas diablillas cuyo único deseo es estar en los brazos paternos, maternos o de cualquiera que se preste a su juego.

domingo, agosto 03, 2008

viernes, agosto 01, 2008

tazas

Anduve el otro día perpetrando prediseños para unas tazas que quizás pinte en septiembre aquí.

Me da pena tirar el cuadernillo de las Elecciones Generales 2008, así que lo uso para estos menesteres tan apolíticos.

jueves, julio 24, 2008

Barcelona-Verano-Boss

Hemos estado 4 días en Barcelona. El motivo principal de nuestra visita era el de ver en concierto a Bruce Springsteen (mi tercera vez) aunque ya que estábamos por allí, hemos aprovechado para hacer turisteo mis compañeras: B, O y S y yo que llevaba la otra S.

Si se juntaban las letras y se iba en una posición determinada, se podía leer la palabra “BOSS” en nuestros pechos (en las camisetas ad hoc, no en la carne) por la gente que se cruzaba con nosotros, palabra que para quien no lo sepa; es el apodo de Bruce.

Barcelona esta vez me ha parecido una ciudad un poco caótica con obras por aquí y por allá (y esto lo dice un tipo que vive en Madrid) con una Xarxa (me encanta la palabra que significa Red) de Metro calurosa como ella sola -¿tendrán pozos de ventilación?- y que como cualquier ciudad turística, es cara en cuanto te sales de madre y quieres visitar museos o lugares “imprescindibles” o –como no- a la hora de tomarte una simple cerveza.

Sirva como ejemplo el increíble robo sufrido en el concierto en el que nos sablearon nada más y nada menos que 30€ por 4 perritos calientes (a 5€ cada uno=20€) y cinco botellitas de agua de 33cl por las que nos soplaron 2€ por cada botellín (5+2=10€). Desistí de tomar una cerveza, pues por un vaso de plástico con el rubio líquido te pedían 7 €.

Pero bueno, lo hemos pasado bien antes, durante (aunque el sonido fue nefasto) y después del concierto. El señor Springsteen parece disfrutar tocando y raro es el show que dura menos de tres horas. Si es marketing, está tan bien hecho que da la sensación de que los músicos se lo están pasando igual de bien que el público, ya de por si entregado desde la primera nota.

Algunas frases durante este corto viaje (del 19 al 22 de julio) fueron repetidas una y mil veces con esa risa desesperada que te da cuando estás en la calle a las 3 de la tarde y piensas que si fueses habitante de esa ciudad, no saldrías con esos calores ni loco, pero como eres un pobre turista, “tienes” que estar a esas horas deambulando como un zombie derretido. Ejemplos de frases: “No he pasado más sed en mi vida” (homenaje a mi colega laboral Pakito Mojamuto) o “No me reía tanto desde 1857” o “No pasaba tanto calor en el Metro desde ayer” que la B, la O y la S y mi S repetíamos gozosamente.

viernes, julio 04, 2008

Soul

Los hombres blancos nos empeñamos a veces en conceder propiedades vocales a nuestras niñas de plástico blancas intentando hacerlas pasar por negras.

Amy Winehouse es un pobre ejemplo, Duffy es incluso peor (*).

Aretha es soul.

(*) .-Editado el 13/07/2008





domingo, junio 29, 2008

Fin del mundo

Yo no sé si soy el último humano que queda sobre el planeta. Ni lo sé, ni en realidad me importa después de todo lo que ha pasado en tan poco tiempo.

Y es que si te pones a pensarlo y a pesar de que los acontecimientos han sido tan brutales, han debido pasar solo uno o dos meses desde que empezó todo.

Los humanos lo hubiéramos llamado el fin del mundo, pues siempre hemos sido tan fatuos, tan orgullosos, que hemos creído que si sucedía algo como lo que ha pasado, sería el fin del mundo, cuando en realidad, sería o ha sido el fin de la humanidad (aunque como mínimo quede yo).

No sé si el planeta está entero después de tanta actividad. Me pasa como antes cuando imaginaba poder ser el último humano: que no me importa.

Si el planeta se ha convertido en un icosaedro, me es indiferente. Lo que sé, es que todo lo que alcanzo a ver es como si fuese el Amazonas, lugar en el que nunca estuve, pero que sí vi en múltiples formatos: fotografías, documentales, ordenador, etc., y que en su belleza, no se parece en nada a la ciudad en la que vivía hace eso, uno o dos meses.

Empezó todo muy deprisa. Una de las cosas más espectaculares fue cuando todo lo relacionado con el petróleo, se convirtió en unos pocos minutos en agua corriente y curiosamente potable. Fue terrible saber que miles de aviones que surcaban los cielos del mundo, cayeron en picado pues su combustible se convirtió en agua. Igualmente espeluznante fue ver las caravanas de vehículos de todo tipo con su gasolina convertida en agua y observar a los aterrorizados conductores escapar de ellos, incapaces de volver a arrancar los mudos motores. Todo era una cadena de parón general de la industria, de la electricidad, de toda actividad referente al crudo convertido en cristalina agua.

Los gobernantes de todos los países, creyeron ver atentados, armas secretas, presiones militares o diplomáticas por parte del adversario, pero como ningún ejercito podía moverse, llegaron a la conclusión de que o bien era el fin del mundo, o bien –esto era lo más lógico- no tenían ni la más remota idea de lo que estaba pasando.

Lo mejor –peor en términos humanos- estaba por llegar, pues un día, el planeta decidió sacudirse las pulgas humanas, fue como cuando un perro sale de un río y menea todo su cuerpo para despedir miles de gotitas de agua. Eso hizo el planeta. Se sacudió de golpe y a la vez por completo. Es como si la naturaleza hubiese estado creando un paraíso vegetal bajo nuestras moles de hormigón y cuando la tuvo lista, decidió despedir todo lo relacionado con la civilización. Me cuesta escribir esta palabra sin hacerle un guiño de complicidad a la nueva situación: civilización, ja.

Terremotos, diluvios, tsunamis… Todo preparado para volver como en un círculo a los orígenes. No hubo ni rastro de dioses, ni de ángeles tocando trompetas, ni de almas subiendo al cielo. Solo hubo destrucción de la chapuza humana que había durado tanto tiempo y construcción de algo que no sé lo que es, pero que es como el Amazonas, el sitio ese que decía antes que nunca llegué a ver, pero que recuerdo haber visto en formatos como fotos, documentales, etc.,

jueves, junio 26, 2008

Las notas-II



Al principio me ha costado ver si había aprobado el Curso de Acceso (lo que se ha producido por los pelos) o no, ya que en la web de la UNED, se repiten las calificaciones de una y otra materia y no es hasta que lo miras detenidamente cuando se ve la nota final del CAD que en mi caso ha sido de 5.6


Esta nota es como le comentaba ahora a un amigo que está en parecidas vicisitudes a las mías: Si has estudiado como un animal, si no has salido con los amigos, si no has ido al cine ni a ningún concierto y sacas un 5, te tienes que sentir fatal ante el pobre resultado de tanto esfuerzo. Ahora bien, si has estado todo el día de cachondeo, o has trabajado hasta las mil y cuando llegas a casa te apetece un comino ponerte a ver las circunstancias de la Historia Contemporánea en la Segunda Revolución Industrial o las diferentes corrientes psicológicas que han influido en el desarrollo de esta disciplina en el último siglo XX, pues el sacar un 5 te resulta tan gratificante como en parte increíble.


Ahora viene la duda de si matricularme o no, aunque en este momento de cierta exultación (aunque relativa) si me parece que voy a intentarlo.


De momento, a veranear como cualquier estudiante... :D

martes, junio 17, 2008

Las notas

Pues no. Todavía no se saben las notas de los incautos que el 18 y el 24 de mayo nos metimos en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo para examinarnos de seis quisicosas.

Y no ando yo muy obsesionado con ellas, pues apenas miro la web de la Universidad Nacional de Educación a Distancia para consultarlas. Como mucho entro un par de veces a la semana.

Aún así, el domingo pasado, mi subconsciente (que todavía no sabe si es inconsciente o no), me hizo ver que quizás si me importe -aunque sea por curiosidad- saber si he aprobado estos ecuánimes exámenes o no, pues se dio esta situación.

Madre de Vito: Vitore; anda, baja aunque sea al chino de Doctor Vallejo y compra dos barras de pan, un saco de arena para Travis -que me parece que la china los tiene de 2kg- y unas patatas fritas que no tengo ganas de pelar y de freir. Toma 4 euros.

Yo: Que raro que haya bolsas de arena para gatos de 2kg.

MV: Pues sí, un día me trajo Poche una pequeña y me dijo que se lo había comprado a la china de la esquina.

Y: Pues será. Hasta ahora.

Entré a la tienda y había un señor bebiéndose una lata de Mahou allí mismo, lo que me extrañó, porque un chino es un chino, no un bar, pero las dos mujeres asiáticas, tan discretas, no le dijeron que qué era eso, ni el buen señor abría la boca más que para meter el morro en el hueco de la lata.
Como la escena no iba conmigo en sí, cogí la bolsa de arena (de 5 kgs, ni rastro de las "famosas" bolsas de 2) agarré una bolsa de Lay's fritas con auténtico aceite de oliva (ni rastro del falso aceite de oliva) y le pedí a la china más joven las dos barras de pan, tan liviano como el pan de gambas de los restaurantes chinos.

Y: ¿Cuánto es?

China joven: Cuatlo eulo.

Y: Toma. Hasta luego.

CJ: Taluegobuenodía (así todo seguido)

Llegué a casa con la compra y me dice mi madre al rato, cuando había dejado todo en su sitio (sea cual sea el sitio de esas cosas en la casa) y apenas recordaba la recentísima compra:

MV: ¿Te han dado la nota?

Y: ¡Que va! Por lo visto tardan un mes o más en dárnoslas. A Toñi el año pasado le tardaron eso, día más día menos.

MV: Hijo, me refería a la china, que si te ha dado nota la china.

Y: Ah no mamá, la china "tampoco" me ha dado la nota pero han sido exactamente cuatro euros, no te he sisado nada. (Echándonos los dos a reír mientras le explicaba lo de la UNED)


Así que sí. Quizás esté más pendiente de los resultados de lo que yo mismo quiera reconocer...

miércoles, junio 11, 2008

Paraguas


Paraguas: Oye majo, hace siglos que no escribes un cuento, ni una historia, ni nada.

Yo: Pues sí, entre los estudios y las patatas bravas y mi limitado talento, pues así estamos.

P: Hombre, pues podías escribir un cuento en el que yo fuese el "prota".

Y: Mira, ya tuve una conversación parecida con mi blog hace meses y al final para quitarme de encima la “culpa” le conté una historia sobre un papel de un señor japonés.

Blog: O sea que ¿me contaste la historia para quitarte de encima la culpa? Ya te vale.

Y: Bueno blog, no fue exactamente o exclusivamente para no sentirme culpable, sino porque surgió así. No te enfurruñes, anda

P: Pues entonces, podía surgirte una historia sobre mí, o sobre cualquiera de mis colegas paraguas.

B: Y de paso la publicas en mí y los tres tan contentos.

Y: Sí, sobre todo yo, que antes “tenía” que contentar a un blog y ahora a un paraguas sin garrota. No sé si me va a dar la cabeza para tanto pues diré que antes de hablar contigo; señor paraguas sin mango; la función que desempeñas, me era más bien indiferente cuando no incómoda. Prefería mojarme o ponerme un chaquetón con capucha, que llevarte, teniendo en cuenta además tu forma especialmente rara, pero ahora que te has puesto a hablar conmigo y cuando el otro día me acompañaste a tomar un café, como que te cogí algo más de cariño.

P: Ay, gracias. Mira que me has tenido años olvidado. Me acuerdo que me regalaron a ti en una perfumería un día que te compraste un perfume pijo y que pusiste cara de pocos amigos cuando la bella dependienta me agarró y me pasó a tus manos. Como comprendo a los hindúes a los que cuando les das un regalo, se niegan a abrirlo en tu presencia para que no notes en su mirada una posible decepción ante él. Tú no disimulaste. Primero porque no eres hindú y segundo porque mis sentimientos (que reconozco que no mostré) te importaron un pimiento de Padrón.

Y: Pero mira por donde, después de estar ahí en un rincón, más tirado que una colilla, el otro día y viendo que llovía a mares, te pillé y me viniste de perlas.

B: Oye, ¿esto lo vas a publicar o algo?

Y: Pues no sé ¿No te parece bien? La verdad es que si ya es cojonudo hablar con cosas que se supone que no hablan, como un blog, lo de hablar a la vez y también con un paraguas con el mango recto es un poco extraño.

P: Joder, pues a mí me ha emocionado lo de que al final te hayas reconciliado con nosotros los paraguas. La próxima vez que llueva, anda con cuidado que lo mismo con la emoción, echo alguna lagrimita y resulta que te vas a acabar mojando con mi llantina de alegría y te vas a creer que he perdido mi capacidad impermeable y es que voy a estar lloriqueando por dentro y me vas a tener que dar un pañuelo de papel para que me suene.

B: Me imagino la escena, jaja. Lloviendo sin parar y el tío Vito mojado dentro de tu protección, intentando limpiarte los moquillos paragüeros con el dichoso pañuelo. Anda, publica esta historieta y alegrémonos de nuestra extraña amistad y de la surrealista conversación.

Y: Pues ahora mismo publico esto y además voy a acompañar esta surrealista conversación -como bien dices, blog- con una foto para estar los tres juntos: El paraguas sin mango, tú y yo.

P: Gracias por la charla y por utilizarme en esta primavera tan austral.

Y: De nada.

B: Pues vamos allá.

viernes, junio 06, 2008

curso de oratoria procesal


Me he encontrado con este anuncio de un curso de Oratoria Procesal.

La frase subrayada no tiene desperdicio ni como oratoria, ni como procesal, como he puesto en la nota adjunta.

Así nos va.

martes, mayo 27, 2008

¡Por fin me he examinado!


Todo lo que empieza, acaba. En noviembre me embarqué a estudiar el Curso de Acceso Directo a la Universidad para Mayores de 25 años.

Han sido meses de relativo estudio, de relativo método a la hora de preparar las seis asignaturas que componen este curso. Reconozco que de Inglés y de Comentario de Texto, no he tocado un solo libro (un poco de Comentario de Texto y nada de Inglés). El resto de asignaturas las he ido sufriendo o disfrutando según el día y el tema. Por ejemplo; y a pesar de que soy un hombre que trabaja con números y medidas todo el día; he sufrido las Matemáticas Básicas, como solo un niño sabe sufrirlas y me rebelaba contra ellas y las he llegado a coger una manía irracional, tan irracional como los números irracionales. He disfrutado relativamente con la Historia del Mundo Contemporáneo, aunque a medida que iba leyendo, se me iban mezclando reyes españoles y guerras extranjeras como un gran gazpacho de siglos y armas y revoluciones industriales y francesas.

Y me he enfrentado con Fundamentos de Psicología, que al ser enumerados de una manera tan enfrascada en pocas páginas, han hecho que me haya ahogado con los “ismos” de cada época: conductismo, cognitivismo, constructivismo, humanismo, psicoanálisis (esto no lleva “ismo” pero sí yo, ello y súper-yo) en una especie de chocolate mental mezclando teorías y luchas fratricidas entre los defensores de cada uno de sus “ismos”.

El caso es que el domingo 18, me examiné desde las 9 de la mañana hasta las 13 en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo junto a otros miles de estudiantes veteranos de: Lengua Española, Comentario de Texto e Inglés, que me salieron bastante bien (espero, creo, deseo). Y anteayer 24 (a las mismas 9 y 13 horas) me examiné de Historia del Mundo Contemporáneo (entre Fernando VII y la Revolución Soviética elegí lo segundo); Matemáticas (de las 10 preguntas me sabía 4, las otras me las he jugado al buen tuntún) y Psicología cuyo examen adjunto para que vean ustedes a lo que me he tenido que enfrentar y de cuyo resultado positivo, dudo razonablemente.

¡Qué Dios reparta suerte y que me la reparta a mí!

miércoles, mayo 14, 2008

Les Paul & Mary Ford

Menos mal que este blog navega a su antojo. Si dije una vez que iba a poner vídeos los domingos, pero también aseguré que quizás no pusiese más, ni mentí ni dejé de mentir. Simplemente me puse a otras cosas como si ese famoso blog que navega a su antojo, fuese en realidad a la deriva y yo con él, pero sin peligro de tormentas, sino por el placer de navegar por navegar.

Dicho esto, pongo un vídeo de otro guitarrista llamado Les Paul, que en este espléndido tema clásico donde los haya llamado "How High The Moon (creo que era la 26 versión) estaba acompañado por la intachable Mary Ford.

Este guitarrista está entre los genios de este arte y fue precursor y gurú de generaciones posteriores por su inovación, su técnica y su inmensa maestría.

Con ustedes Les Paul & Mary Ford.

viernes, mayo 09, 2008

Travis tras la persiana


Por más que mires mis ojos; pequeño humano, como mucho alcanzarás a vislumbrar la sabiduría que ellos desprenden. Mi karma no es tu karma, amigo. Mi dimensión no es la tuya, camarada planetario.

¿Quieres un ejemplo?

Yo duermo mientras tú, pequeño hombre, trabajas. Tengo un poder infinito y una fiereza salvaje que viene de mundos olvidados y antiguos que nunca conociste ni conocerás. Sin embargo, te quiero; pequeño homínido. Te miro de lado con ojos algo melancólicos y te perdono tu ignorancia y tu pequeñez porque me gusta estar contigo a pesar de tu torpeza de movimientos, a pesar de tu vista cansada. Me caes bien y por eso te regalo mi vida. No es verdad que los gatos tengamos siete vidas, aunque la que vivimos tiene tal intensidad, tal calor, que tardaríais años en acercaros a nuestra dicha. He decidido vivir contigo hasta mi reencarnación. Me gusta esta casa, pequeño hermano y me gusta que me dé el sol entre las rendijas de la persiana.

Así.

Mira.


Fantástica foto; hermana. Gracias tha por sugerirme esta entrada.


domingo, mayo 04, 2008

Mark Knopfler & Chet Atkins: Poor Boy Blues

El domingo pasado hablaba un poco de Chet Atkins, y decía que era uno de los grandes guitarristas del siglo XX. Al desaparecido Chet le acompañaba en este vídeo otro guitarrista que tampoco se puede decir que haya nacido manco. Ni más ni menos que mister Mark Knopfler ex Dire Straits y excelente músico.

No voy a incluir en estos vídeos domingueros, extensos comentarios sacados de mi sapiencia musical o Wikipera, ya que incluyo los vídeos únicamente para el divertimento de quien entre aquí a verlos y escucharlos.

Enjoy.