miércoles, abril 30, 2008

Sin nombre

Soy un hombre sin nombre en la cafetería a la que voy a las 8:33 de la mañana a tomarme un café con leche en taza mediana; con la leche calentita.

El bar se llama Norba, los camareros se llaman: Abelardo y su hijo Jorge y todos los clientes se llaman algo excepto yo. Yo soy el señor que a las 8:33 de la mañana, se toma el café con leche en taza mediana; con la leche calentita y que ya no tengo que pedir pues Jorge me lo prepara en cuanto empujo la puerta y digo buenos días.

Miro con un poco de envidia como los camareros se dirigen a todos los clientes por su nombre y me pregunto cómo habrán llegado a sabérselo. ¿Serían en su día hombres y mujeres sin nombre? ¿Cómo y cuándo y a santo de qué se dice; después de más de un año tomando un café con leche en taza mediana; con la leche calentita, que te llamas como te llamas a las 8:33?

O a lo mejor lo preguntan los mismos camareros en un momento dado. A lo mejor después de ir todas las mañanas a las 8:33 a tomar un café con leche en taza mediana; con la leche calentita, acaban diciendo: “Por cierto, que lleva usted viniendo a este bar todas las mañanas a las 8:33 a tomarse un café con leche en taza mediana; con la leche calentita ¿Cómo se llama?”

Supongo que diría: “me llamo Café con Leche en Taza Mediana con la Leche Calentita, así que dame un Cola Cao.”

11 comentarios:

Chasky dijo...

A mi siempre me ha llamado la atención cuando alguien a quien no conoces te pregunta el nombre directamente, es que me ha ocurrido más de una vez cuando vas a jugar al baloncesto o el frontón y te piden echar un partido, de repente se presentan, como si te fueras a quedar con su nombre o te importe lo más mínimo.

Vitore dijo...

Y luego está esa gente que te pregunta en un extraño uso del pasado: "Oye ¿tú como te llamabas?" como si ya no te llamases como hace un año. Curioso lo del frontón o el baloncesto :)

Cobre dijo...

Vito, tu eres el señor q se toma el café con leche calentita y punto, no le des más vueltas!. Igual hasta saben tu nombre por alguna cosa extraña de la vida pero prefieren pensar en ti como el señor del café con leche en taza mediana y la leche calentita.

A mi hay veces q me pregunta el nombre alguien q no conozco y no sé pq no me apetece decírselo, y tampoco sé pq tengo la costumbre de decir q me llamo margarita!. Soy rara, lo sé ;)

Besazos en los morros, chatorro!

Cinzcéu dijo...

Todos hemos sido, somos y seremos el Sr. Café Cortado y Una Medialuna o la Sra. Tostado y Una Pepsi Diet, al menos en Madrid, Buenos Aires y otras cunas del anonimato. El año pasado yo he sido el Sr. Café con Leche y Un Triángulo Completo y Caliente (apellidos que derivan del Duque de Sandwich) pero este año me han querido robar con el precio del café con leche por lo que decidí cambiar mi nombre de pila. Y beber mi café en otro lado, claro.
Un abrazo.

SOMMER dijo...

No hay nada mejor que ser anónimo en tierra conocida. Yo si supieran mi nombre, tal vez me buscaría otro café para volver a ser anónimo y desayunar café con leche en taza mediana con leche calentita mientras me como el coco averiguando el nombre de todos los demás.

Abrazos

Vitore dijo...

cobre: No es que seas rara, es que a veces nos gusta mantenernos en un segundo plano, sobre todo frente a desconocidos. Besos!

cinzcéu: Para eso están los bares, para cambiar de uno a otro en cuanto nos cobran de más, se sepan o no nuestro nombre y apellido. Un abrazo.

sommer: No me suena que hayas pasado por aquí antes... a lo mejor sí. De acuerdo contigo en lo de ser anónimo en tierra conocida. Incluso resulta algo más misterioso, si se le puede llamar así. Un abrazo y bienvenido a mis lares.

e-jay dijo...

Estas relaciones pueden llegar a ser más extrañas todavía, puede llegarse a cierto conocimiento intimo ( no me refiero a visitas con la camarera al baño ), ciertos detalles de la vida de uno y seguir sin saber como te llamas.

Tha dijo...

Dime dónde vas que mañana mismo me paso por allí y te llamo a voz en grito ¡hombreee yaaa con el nombre tan bonito que tienes!!!
Besosss

Vitore dijo...

e-jay: Tienes razón. Hay veces que ya no solo tomando un café, sino cuando vas a comer todos los días a un sitio, que se saben donde trabajas y si eres del Madrid o del Atleti, aunque efectivamente no sepan tu nombre o no te llamen por él.

tha: Pues ya lo has visto. Cafetería Norba en la calle Sirio de aquí de Madrid en el Barrio de la Estrella. Si quieres te doy el teléfono y llamas mañana a las 8:34 preguntando por mi, jajaja. Un beso.

Eterna dijo...

Me ha recordad un poco a Amelie este texto, no sé por qué...
a lo mejor los camareros imaginan interesantes vidas y nombres para ti y no consiguen salir del misterio de desvelar la realidad de tu nombre y tu historia.
:P

Vitore dijo...

eterna: No está mal tu teoría. Si es verdad que hace poco me rodeé sin querer de un halo de misterio, pues el camarero me preguntó directamente que si trabajaba yo por ahí. Le dije que no, que la salida de la M30 me pillaba bien para tomar café en ese bar, pero que en realidad trabajaba en un laboratorio secreto en las catacumbas de Moratalaz (barrio madrileño cercano)...