viernes, agosto 08, 2008

antibracitis


Para que los padres de las niñas A y P puedan dedicarse durante unos minutos de nada a otra cosa que no sea tener en brazos a sus hijitas tiranas, he desarrollado una idea que consiste en adaptar a un coche de niños normal y corriente, unos brazos de latex ultramoderno con textura humana y perfectamente adaptables al tamaño del bebé que sabiamente engañarán (estamos en periodo de laboratorio) a las pequeñas diablillas cuyo único deseo es estar en los brazos paternos, maternos o de cualquiera que se preste a su juego.

6 comentarios:

dosdedos dijo...

Yo me compraría uno si viniera en tamaño XL

:-)

Tha dijo...

muy bonito el dibujo, pero... no hay color, donde esté la textura y calor humanos...
Uno de mis abrazos para ti

Chasky dijo...

Son más cabrones los niños pequeños, saben de nuestra debilidad y se aprovechan de lo lindo.

Pareidolia dijo...

Totalmente de acuerdo con dosdedos, pediría uno de tamaño adulto, pero lo vendería a adúlteros y adúlteras que se escapan en medio de la noche a buscar sus amantes, así el engañad@ no notaría el abrazo ausente de su infiel pareja. Retorcida que es una
Besicos.

Vitore dijo...

dosdedos: Claro, y que te cantase una nana, jeje.

Tha: No soy yo de muchos colores en mis dibujos. Lo del calor humano se lo vas diciendo a los somnolientos padres a ver si están de acuerdo contigo :D

Chasky: Se les perdona, porque se supone que no hacen las maldades a mala leche, por lo menos hasta que tienes 2 o 3 años.

Pareidolia: Joer, si que es retorcido tu invento, jaja.

e-jay dijo...

Si en la fase de prueba funciona, gestiona el copyright