martes, noviembre 11, 2008

Mudos e ilocalizables

Si se me acusa de canalizar todo a algún proceso psicológico, me defenderé diciendo que al fin y al cabo (y solo en parte) me he puesto a estudiar, en plan hobby, esta carrera para intentar entender algunas de las conductas de los humanos, aunque por otra parte siempre me ha fascinado e interesado y hasta asustado esa capacidad de sorpresa continua con la que mis congéneres se descuelgan de vez en cuando.

Pongamos un ejemplo: ¿Cómo entender esto que paso a relatar a continuación?

Barcelona, julio de este año. Coincidiendo con la visita que hicimos a la ciudad para ver a Bruce Springsteen, me puse en contacto con unos amigos con los que viajé hace años a Nueva Zelanda y que meses antes me habían ofrecido la posibilidad de alojarme en su casa, posibilidad que agradecí, aunque rechacé, pues a la Ciudad Condal no iba yo solo, sino que compartía viaje con mi hermana y dos amigas.

Quedamos sin embargo en intentar vernos durante los días que estuviésemos en Barcelona. Antes del viaje, llamé a su casa, mandé sms y no obtuve ninguna respuesta por lo que deduje que dadas las fechas veraniegas, se habrían ido de vacaciones.

Pero cual fue mi sorpresa cuando recibí una llamada de Joan mientras visitábamos la estatua de Colón. En la llamada que se cortó y que tuvimos que repetir varias veces, llegamos a establecer una cita para vernos, cenar juntos y así conocer a Caterina, la hija de él y de Esther.

Dado que el concierto era el domingo, quedamos en vernos el lunes en la casa de esta gente. No recuerdo si fue el propio domingo o el mismo lunes cuando recibí una llamada de Joan diciendo que en vez de quedar en casa, que mejor en un restaurante, pues no tenían nada apropiado para la cena. Me pareció bien, tanto como a mis compañeras de viaje, que se sentirían menos “cortadas” que en la casa de alguien a quienes al fin y al cabo no conocían.

Y llegó el lunes y le compramos un regalito a la niña y se cachondearon mis compañeras de mí porque estuve con el paquetito todo el día para arriba y para abajo hasta las 20 horas que fue cuando recibí la última llamada que he tenido de Joan. En esa llamada me decía que había tenido un retraso en su vuelo desde Ibiza y que estaba llamando a Esther pero no le respondía y que le sabía mal no vernos, que hiciésemos nuestros planes y que cuando localizase a Esther, que hablaríamos aunque sea para vernos.

Nunca más he vuelto a saber de esta gente. Llamé a móviles y a fijos, mande sms escritos y de voz (preocupado por si les había pasado algo), incluso llegué a mandar el paquete a su dirección (ya estando en Madrid), lamentando no habernos podido ver y extrañándome y preocupándome por ese silencio tan absoluto.

Pensé que algún terrible suceso les habría acaecido. Que habrían muerto envenenados o en algún accidente, pero el caso es que el regalo se fue y no me le devolvieron aunque tampoco lo agradecieron (si es que lo recibieron y no estaban muertos).

Hoy he sabido que Joan sigue trabajando (creo que vivo) y he mirado en QDQ y he visto que Esther sigue teniendo teléfono fijo, por lo que no parece que haya fallecido pues de haber muerto, no podría pagar a Telefónica o similar y estos habrían cortado la línea con el otro mundo.

Vistas así las cosas y sin haber pasado nada anormal, ninguna pelea, todo cordialidad y buen rollo. ¿Qué cojones habrá pasado para que nunca jamás haya vuelto a tener noticias de esta gente? ¿Tiene alguno de ustedes alguna explicación? ¿Se habrán separado y no tienen por qué contármelo? ¿Qué habrá pasado por sus cabezas para no volver a llamarme después de los incontables mensajes enviados?

Quizás algún día lo sepa. Lo contaré por este blog...

10 comentarios:

hang_tucker dijo...

Después de tanto tiempo sorprende una reflexión que te preocupa, aunque volviste a escribir en tu blog, lo que es bueno; pero tal vez tu inquietud nunca tenga respuesta y es mejor que estés preparado.

Tu caso, evidentemente, no es otro que el de un encuentro con "entidades étereas", muy real por cierto, aunque habría que considerar si efectivamente estuviste alguna vez en Nueva Zelanda o si lo imaginaste, además con esas presencias, y subyace en la profundidad de tu subconciente.

De ser así, lo más preocupante es el destino del regalo, en apariencia "finalmente aceptado", como si lo hubiera tragado un misterioso y anónimo destinatario que jamás acusó recibo.

A decir verdad, existen personas, quizás desagradecidas, que traban compromisos de los que luego no saben cómo deshacerse.

Chasky dijo...

Eso debe ser cosa de extraterrestres, lo mismo seres de otro planeta los han sustituido.

Tha dijo...

a mi me pasó lo mismo hace años ya con un amigo de internet, al que le estoy muy agradecida y al que sigo en su blog y todo, pero que un día no me dijo por qué ya no me decía nada.
Una pena... para mí que es fruto del miedo a relacionarse más. No se... cuando lo descubras nos lo cuentas.
Un besooo

Juls dijo...

Hay personas que deciden que no les apetece algo o no pueden o lo que sea, y luego se arrepienten y no saben pedir perdón. También los hay que directamente es que son desagradecidos y traicioneros. O como dice mi hermano en inglés con frecuencia: "Shit happens".

Quédate con que están vivos y que recibieron el paquete. Y luego, hasta que tengas las siguientes noticias, puedes optar por pensar bien, por pensar mal o por no pensar en ello en absoluto. A fin de cuentas, tu vida no debería cambiar ostensiblemente.

Un besito.

Una maruja en internet dijo...

Pues sí que es raro lo que cuentas, yo creo que la gente normal y corriente no se comporta así, algo les pasó, eso seguro, y cuando hayan recibido el regalo les ha dado una vegüenza tremenda y no son capaces de llamarte ;).

Oye una cosa, también estuvistes en Granada y a mi ni me llamastes ni me has enviado ningun regalo, estoy esperandolooooooooooooooo :).

Cinzcéu dijo...

En ina línea cercana a la de Chasky, pueden haber sido abducidos como parte de un experimento extraterrestre y hoy viven felices en el planeta Trafalmadore.
Saludos.

Lu dijo...

Como dice Juls.. yo directamente optaría por no pensar, ni bien ni mal, ellos se lo pierden...
Hay veces que despues de pasar el tiempo a la gente le da coraje responder..
No lo entiendo pero es así.

Vitore dijo...

hang tucker: No es una cosa que me quite el sueño este asunto, pues en definitiva, ni son, ni fueron, ni eran mis mejores amigos. Lo que me sorprendió y asustó fue ese silencio más explicable por lo que cuentas de 'entidades etéreas'. Quizás ni siquiera el regalo fuese tal, sino otra ilusión óptica. Un abrazo.

chasky: De todas formas estos seres ya parecían un poco extraterrestres cuando tuve oportunidad de estar con ellos. Abrazos.

tha: ¿Ves? pero a mí lo de Internet (que también me pasó un caso de desaparición) me resulta algo más "lógico". Lo de estos pájaros no tanto. Besos

juls: Pero si es que yo no necesito que me pidan o pidiesen perdón, sino la llamada lógica de haber dicho por su parte: "Joder Víctor, al final se liaron las cosas de tal manera que no pudimos vernos y tal y tal.." Es lo chocante de este tema. Un psicobeso.

Maru: ¡¡No me digas que todavía no te ha llegado el regalo!! ¡¡Lo mandé hace más de un año!! ¡¡Malditos Correos!! Besosss

cinzcéu: Oye, pues si son felices en el planeta Trafalmadore, yo que me alegro, jeje. Un abrazo.

lu: Una conversación con una amiga ajena a este hecho, aunque conocedora del mismo es la que me hizo postear esto en lo que la verdad es que no pienso, aunque sí me hizo pensar unas semanas en su momento. Efectivamente; ellos se lo pierden, jaja. Un psicobeso

chuliMa dijo...

Yo tengo otra teoria: Son unos tacaños,encogios, que prefieren perder amistades antes que coger el telefono. Creo que no es mu convincente, pero mejor esa que esten envenenaos...
Amos, es que en el fondo soy una sensible.
:-)

Besoss

Pareidolia dijo...

Vitore, me da a mí en la nariz que la relación estaba basada en algún tipo de interés, porque está claro que no son amigos de toda la vida. Si lo que os unió fue un viaje pues aquí se quedó la relación, porque claro, cada uno en una ciudad.La despedida sería muy cordial, llámanos para lo que necesites, etc,etc, cosas que se dicen pensando en que el otro no lo va a hacer...hasta el día que les dices que vas para Barcelona!! Entonces ahí es cuando empiezan a considerarte molesto, has hecho tambalear su tranquilidad, ahora tienen que cumplir lo que han dicho anteriormente. Te ponen mil excusas, quedamos, ahora no quedamos (claro, ellos van a intentar hacerte ver que están esforzándose para verte, ja, ja, anda y que no saben ni nada).
Lejos, huye Vitore, mejor ahora que nunca, ya sabes a lo que te expones con esta parejita. No, si en el fondo tendrás que agradecer que se hayan comportado así...
Besicos