viernes, marzo 09, 2007

Sin Ordenador... o con él...

Tengo abandonado el blog (y algún que otro meme) por varios motivos, aunque ahora mismo el principal es uno y solo uno: mi viejo ordenador está muriendo con la misma dignidad y nobleza con la que ha vivido estos años.

Es un Packard Bell que originalmente venía con un sistema operativo que parece de los años de la prehistoria, sistema operativo que se llamaba Windows 98 y que con esa rapidez con la que las cosas informáticas pierden su novedad y su gracia se convierte en eso, en algo obsoleto, caduco y lento.

Cada vez queremos las cosas más rápidas. Acabaremos haciendo el amor como los conejos, con lo bello que es hacerlo despacito y con múltiples mimos, caricias y alguna que otra mal llamada depravación que no es otra cosa que algo que gusta mucho y que por culpa de la educación cristiana que por muy poco creyentes que seamos, atenaza a ciertos timoratos, está mal visto, aunque bien disfrutado y pecado tres avemarías y un gloria, amen.

El caso es que a mi buen amigo Packard Bell lo modernicé en su día con una versión de Windows XP, también novedosa a su vez en ese momento y convertida ya; por arte de birlibirloque; en una antigualla abyecta por culpa del nuevo Windows Vista que se cree que va a durar años y años en su modernez... Pobre inocente.

Lo último que bajé de Internet (de donde no me bajo nada nunca) fue algo tan curioso como todas las portadas de todas las revistas Playboy desde al año 1954 hasta nuestros días, a partir de este enlace del blog de Javi Moya.

Disfrutamos juntos mi ordenador y yo viendo la evolución de la mujer americana con ese look tan plástico y de plástico que tienen esas fotos de esos desnudos ahora con vello púbico, ahora sin él....

Esa plástica plástica reconozco que me llega a gustar más que una foto porno pura y dura en la que nada se insinúa y todo se muestra de sopetón...

No sé si sería de la emoción, de un virus o de los mismos nervios, pero el caso es que un archivo dll, concretamente uno llamado msgina.dll; desapareció.

En estos días he intentado recuperar el ordenador que se despedía de mi diciendo: "error de lectura de disco ctrl.+alt+supr para reiniciar".

Cuando logré restaurarlo no tenía acceso a mis propias carpetas hasta que con un truco pude: “tomar posesión de ellas”... (Me encanta la nomenclatura que a veces utilizan los informáticos)...

Ayer; y una vez más empeñado el señor Bell en morirse cibernéticamente; lo salvé formateándolo con su viejo Windows 98 (con lo que volvió cual Ave Fénix a su eterna juventud).

Instalé otra vez un Windows XP mejicano que había en casa creo que de una vez que compré unas fajitas y guacamole y dos latas de Pepsi y me lo regalaron a la vez que un chubasquero con el logotipo de las fajitas...

Está mi viejo amigo Packard un poco renqueante pero conectándose a Internet el solito para ver como se llamaba la Playmate de mayo de 1984 y si tenía bello vello púbico o no....

7 comentarios:

Hang Tucker dijo...

A menos que ciertos dogmas cristianos residan en el disco duro, harías bien en llevar al Sr. Bell al cardiólogo antes de ejecutar esas pecaminosas imágenes en su vetusta entidad.

Te recuerdo que media aspirina por día previene el riesgo coronario.

Cinzcéu dijo...

El XP que venía con las fajitas con guacamole es una versión poco confiable. Conseguite el que viene con los tacos con chipotle o la versión ibérica con gambas al ajillo. Saludos y deseos de mejoría para tu amigo el Packard.

thalatta dijo...

jajajajajaja creo que deberías ir encargando otro bebé, digo, ordenador...
Delicadísimo lo que has escrito pero bien podrías haber puesto una play (no la vicioconsola) del 64 a ver cómo era la cosa, más que nada... la cosa digo, la moda y eso, no la cosa en sí... bueno me callo.
Besosss

e-jay dijo...

¿Y tenía, tenía?

vitore dijo...

hang tucker: Pues con el formateo ese a lo vivo funciona como si fuese nuevo el chaval. Un saludo.

cinzcéu: Que por cierto cuando estaba mi ordenador "amexicanado" no podía poner el símbolo de arroba (@), no sé si es que los mexicanos ponen los mails a lo machotote. Un abrazo.

thalatta: Yo es que nunca he sido muy de videoconsolas... Un besin.

e-jay: Sí tenía, tenía, se llama o llamaba Patty Duftek (o algo así) y era así Saludos.

Grismar dijo...

Los .dll son mi karma, sueño con ellos, siempre alguno aparece o desaparece por culpa de andá a saber qué trauma de la infancia. Aunque nunca había visto uno tan coherente como el tuyo, es bastante lógico que la misógina, digo, msgina, huya espantada. Bajate el mjres.exe y te protegés.
Besos.

Tunia dijo...

la tecnologia me supera cada dia mas.
besitos