miércoles, diciembre 28, 2005

SúperPaco

No sé si existirá Dios o no. No hay casi nada que pueda demostrar que si, más que la fe de los creyentes.

Casi se podría pensar más que no existe, con la cantidad de desgracias que parecen no afectarle, pero quizás Él más que nadie esté por encima del bien y del mal y nos ame a su manera, que a lo mejor no es una manera lógica y aparentemente palpable para la mentalidad del occidental del Siglo XXI, pero que para Él será inconmensurable.

Si existe; ha tomado la extraña y terrible y triste decisión de llevarse de este mundo a un gran amigo y excelente compañero de trabajo al que conozco desde el año 1987 y con el que he compartido multitud de Obras –el en calidad de topógrafo, yo en la de delineante- desde ese año, hasta el pasado en el que yo me cambié de empresa y nuestros caminos profesionales se separaron, aunque no los personales, pues si bien no nos veíamos con la regularidad que da el hecho de trabajar con alguien todos esos años y de vivir con él más que con tu propia familia, nuestros contactos telefónicos eran frecuentes aunque sólo fuese para contarnos como iban nuestras ya distintas Obras y en las que él me contaba como iban las también interminables obras de su chalet y como su mujer estaba preparando unas oposiciones y como sus dos críos crecían más y más.

El caso es que el destino o la decisión divina han decidido que Paco haya dejado de vivir la pasada Nochebuena que es una noche tan decididamente alegre que debería ser imposible morirse precisamente en la madrugada del 24 al 25 de diciembre.

Desde esta bitácora quiero mandarle un abrazo y recordarle como una de las mejores personas que he conocido en mi vida, con la que he comido todos los días, con la que me he reído, con la que he tenido guiños o chistes particulares que sería tonto poner aquí pues sólo los que son/somos compañeros lo entenderían, con la que he trabajado tan a gusto -pues el caballero rozaba la perfección-. Para ti SúperPaco. Para ti Pacodillo. Para ti Profesor Paquito.

Para ti van mi cariño y mi amistad eternos.

13 comentarios:

Harry.c dijo...

Precioso homenaje, Vik!
Seguro que SúperPaco ha recibido tus palabras con gran emoción y alegría y te manda su cariño y su deseo de mucha felicidad.
Y desde Compostela otro tantito de cariño!

TST dijo...

Lo siento... Es un precioso homenaje a tu amigo...

Chasky dijo...

Un abrazo para Paco y otro para ti.

OtroDejaVu dijo...

Vito, un abrazo muy fuerte.

ks

Grismar dijo...

Quizás exista un Dios, quizás no, quizás sólo se trate de ir dejando detrás a quienes recuerden, y eso es lo que vale. Un beso.

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Mi niño Vito: sabes cuanto lo siento y cuanto me enfado, como si fuese (y lo soy) una niña boba...y pataleo...y no sé expresar sin torpeza la rabia que siento.

Me gustaría dar un abrazo a Paco y a las personas que guardan su corazón: a tí y a las demás...

Un abrazo sincero.

Cinzcéu dijo...

Sólo que lo lamento, Vitore. Y que tu post es un digno y justo homenaje a un amigo.

Juankar dijo...

Un abrazo con los brazos largos, largos, largos....

Hang Tucker dijo...

Te acompaño en tu afecto, Vito. Un gran abrazo...

ruidoDEtacones dijo...

No pienso en Dios , pero si quiero pensar en que quizás haya un lugar donde volver a encontrarse con los seres queridos que se van, a esa otra habitación de al lado.
Este año también dijo "hasta luego" a mi segundo hermano que se va en plena juventud,...

cómo decirles ..."adiós"...como?

Yo no puedo.

Doncellita dijo...

Que descanse en su trono de nube.

Y para tí, un abrazo de quien se pasó el día de hoy en un velatorio.

Bereni-C dijo...

Ay, vitore... Un abrazo.

vitore dijo...

Muchas gracias a todos los que habéis escrito. Seguro que Paco también os las da.

Mis abrazos van también para vosotros a la vez que mi deseo de un buen año 2006.

¡Nos vemos por aquí!