jueves, septiembre 01, 2005

Músicas

Músicas de todo el mundo salpican mi cerebro. ¿Cuántas melodías cabrán en él?. Escucho una simple secuencia de notas y en algún recoveco del pensamiento, se queda pegada para siempre. No llego a la maravilla de los músicos o los cantantes de ópera, de rock o de lo que sea que son capaces; los unos de saberse de memoria ese aparente galimatías que son las notas musicales y los otros de recordar tantas palabras, tantos poemas, tantos intros, estribillos, etc...

Uno de esos músicos es también uno de mis mejores amigos. Se llama harry.c y ésta es su página web, tan interesante como divertida.

http://www.xente.mundo-r.com/harry.c/

3 comentarios:

Harry.c dijo...

Todos esos cantantes de ópera y canta-mañanas de pop no son nada a tu lado, que sabes, en una misma canción, reproducir fielmente lo que hacen la batería, la guitarra rítmica, la guitarra solista y las castañuelas. Te falta seguir los bajos, aunque sean monótonos!
Me siento muy halagado por lo aludido que me siento! Gracias, amigo!

Wendolin dijo...

La música es el lenguaje universal!! No es necesario hablar su idioma o ser un cantante/músico. La música llega a todo el mundo. A que es bello ver como la música nos traen recuerdos, lágrimas, paz y sonrisas. Las palabras escondidas dentro de notas musicales nos llevan a lugares secretos de nuestra mente, abriendo las puertas a los recuerdos y sentimientos... Es bellísimo como una canción nos acompaña durante toda la vida. Mira ese anciano como se recuerda de una canción de su infancia. De nuevo le vuelven los olores, el calor de sus padres, un momento inolvidable,......

Harry.c dijo...

Qué poética, Wen! Qué bonito!