martes, junio 06, 2006

Efes y efes y más efes

Las feroces ráfagas forzaron a la frágil fragata a faenar con esfuerzo.

Fugazmente se refugió fuera de los afilados fiordos finlandeses.

El falaz fogonero falló fatalmente aunque fue franco al referir que fregando por fin el frente tras el rifirrafe de la refriega, se manifestó el fuego que fácilmente frenó a la frágil fragata y la profundizó hasta el fondo...

...perfilando su fin.

10 comentarios:

ma´heona´e dijo...

Qué mareo... Jeje.

Curioso, muy curioso. ¿Te aburrías? ;) Ahora en serio, usar la f no suele ser muy corriente. Me ha sorprendido.

Un beso

El Mono Sapiens dijo...

Pues que dan ganas de acompañarte con pito y pandereta... Y saltando como lo que soy...

Cinzcéu dijo...

¡Faaaaaa!, ¡formidable parrafada!

Grismar dijo...

Fantástico. Infausto final manifiesto en la fuerza de las frases.

Gacela dijo...

Fabuloso, fantástico, fenomenal fantasía... ;-)

1+ dijo...

Defiendo al fogonero: Él se afanaba fatigado frente a los oficiales que preferían refunfuñar y farfullar como chiflados... Es fácil afirmar falsamente que la falla fue de la figura más ínfima del escalafón.

Cobre dijo...

Me viene Franz Ferdinand a la cabeza... no se pq!!

;-) un besazo niño!

Pluma Roja dijo...

¡ffff!
Curioso, curioso...
Esta noche sueño con fffff, ¡fijo!

Chasky dijo...

Estás fatal.

vitore dijo...

Gracias a todos por vuestras parrafadas. Veo que la locura se extiende por momentos. ¡Ah! y perdón por no haber contestado pero es que mi ordeñador se ha empeñado en no dejarme contestar...

Y sí. He puesto ordeñador a propósito porque me apetecía.

Besos a tod@s!