lunes, marzo 10, 2008

Distrito 15. Sección 96. Mesa A


Ayer me levanté a las 7 de la mañana (un pecado mortal siendo como era domingo), me duché, me tomé un zumo y dos tostadas de pan de chapata con un poco de queso fresco y a las 8 menos 10, estaba en la puerta del Colegio donde me había tocado ser segundo vocal de una de las mesas que iba a recibir votos para las Elecciones Generales de 2008.


Allí había unos cuantos ciudadanos igual de despistados que yo, pues por mucho que el Estado te provea de un Manual para los Miembros de las Mesas Electorales, uno no sabe muy bien qué tiene que hacer, cuándo lo tiene que hacer y cómo.


Así que allí estábamos: El Presidente de la Mesa, unos cuantos suplentes y yo. Al cabo de un minuto apareció la primera vocal (Noelia) y ¡Otro Presidente de la Mesa!...
Resulta que el que se había arrogado el puesto, no lo era de nuestra Mesa, sino de otra. Eso sí, el tipo muy resuelto ya había abierto una caja de cartón con la documentación. Le derrocamos a su Mesa y dimos la bienvenida al nuestro (Pablo).


Enseguida surgió la primera duda: ¿Qué había que hacer con los suplentes que habían madrugado como nosotros pero que según el Manual, si se constituía la Mesa podían irse a su casa? ¿Tenían que firmar algo? ¿Se tenían que pagar un café? Se decidió que nos diesen sus números de teléfono por si había que llamarles.


Luego es que hay una dificultad añadida y es que a nadie nos apetece levantarnos temprano un domingo para ejercer este acto de ciudadanía por muchos 60€ que nos diesen y por muchas 5 horas que nos regalasen hoy lunes. Supongo que a la gente implicada en política, esto si les gustará, pero a los demás nos parece un castigo, una lotería indeseada.


Y es que además, hasta que no ves el contenido de la caja de cartón con sus actas de Constitución de la Mesa, de Sesión, de Escrutinio, sus lápices, sus bolis, su gomita de borrar, sus pegatinas, no sabes lo perdido que estás.


El caso es que por ese don innato que tenemos los humanos y por qué no decirlo, por la ayuda que te van prestando los interventores de los diferentes partidos políticos que veteranos en estas lides te van guiando, logras constituir la Mesa y recibir al primer votante.


En nuestra Mesa había inscritos 537 votantes de los que ejercieron su derecho 443. Adjunto se puede ver una hoja resumen de los votos apuntados por mí; que todo hay que decirlo; nos cuadraron a la primera. Los miembros de la Administración que también estaban para ayudar en las dudas razonables, dieron la enhorabuena a nuestra Mesa por ser la más dinámica, la más divertida y la más eficaz contando votos y rellenando todos los documentos. La verdad es que nos organizamos bastante bien y con muy buen rollo. Aún así, acabamos a las 23:30 mientras otras Mesas andaban desesperadas recontando papeletas sin cuadrar.


El resumen es que es bastante pesado estar tantas horas (excepto una para comer) en el mismo sitio (un gimnasio congelado) pero que gracias al buen talante de Ana del PP, de Javi del PSOE y mis compañeros de Mesa: El Presidente Pablo y la Primera Vocal Noelia, se hizo algo más ameno.
No hubo ninguna anécdota reseñable: bueno; quizás el de una pobre señora que no tenía DNI y a la que según la ley no podíamos dejar votar y la pobre decía que Zapatero le iba a quitar la pensión. Tuvo que ser Ana, la interventora del PP la que consoló a la señora diciendo que Zapatero no le iba a quitar nada y que no se preocupase por no votar. Me emocionó ver a mis padres al otro lado de las urnas, votando casi porque estaba yo, porque de otro modo quizás ni lo hubieran hecho. Mi hermano y mi cuñada me mimaron trayendo pastas que compartí con mis compañeros (Ana del PP decía que me quería de Vocal para siempre, jaja) y mi hermana unos Ferrero Rocher que no llegamos a abrir, pero de los que me he comido un par de ellos un poco antes de escribir esto desde casa aprovechando mis 5 horas de regalo estatal.

4 comentarios:

Tha dijo...

Pues aquí nuestro secretario del Ayuntamiento va de mesa en mesa (cuatro en total en mi pueblo) diciéndoles lo que tienen que hacer, luego el muy... se va y hasta las 8 menos diez no viene, pero una que es muy amable(y al cargo de dos mesas de 526 electores y de 491 otra, como "representante de la administración), amplía sus obligacione y va pasando por "sus" mesas por ver que no tengan problema y hasta ayudándoles a rellenar alguna que otra acta jejejeje.
Las dos tuvieron un índice de voto de 83%, una terminó a las 10,30 :P y la otra a las 11,15. Pero yo me iba a casa a las 12,30, molídisima.
Estoy segura que tu mesa fue la mejor, aquí tuvimos una con un presi de 63 años y el médico del pueblo que fue la juerga padre, pero no por eso se quedaron los últimos.
No se... uno se lo pasa bastante bien ese día y se hacen amigos (otro cantar son las municipales en los pueblos ufff), solo hay que mirar el lado bueno y no empecinarse en que es una putada.
Vaya rollazo he largado jajajaj. Ná que una lástima que no estés empadronado aquí :P
Besoooo

Chasky dijo...

A mi me tocó de suplente hace unos años y aunque me tocó madrugar la verdad es que lo prefiero a estar en la mesa durante todo el día por muchas pelas que te den y entrar al día siguiente a currar más tarde.

Pero bueno, si te toca qué le vas a hacer, cruzaremos los dedos para no vernos un domingo en esa situación.

tirulilla dijo...

Pues nada Vittore, 5 horas de regalo sin aguantar a Morti

Vitore dijo...

tirulilla: ¿Morti?... Joer, me has dejado loco y pensando quien puedes ser que no seas Carmelo... Ya me dirás o ya medirás si eres topógrafo.