domingo, octubre 16, 2005

¡Que llueva!


Que llueva, que llueva,
La Virgen de la Cueva,
los pajaritos cantan
las nubes se levantan
que sí,
que no,
que caiga un chaparrón
con azúcar y turrón,
que se rompan los cristales
de la estación
y los míos no
porque son de cartón

7 comentarios:

Ultrasónica dijo...

O dejas de cantar o al final tú y yo la podemos tener.

vitore dijo...

jaja ultrasónica. Vale, dejaré de cantar, pero que sepas que no es mi voz, sino Paco Montesdeoca y su jodido satélite Meteosat quienes hacen que llueva cuando les place. Bienvenida a mi blog. Voy a poner tu vida de mentira en el mío.

Harry.c dijo...

Eso, que llueva. Yo bebo, digo vivo en una ciudad -Santiago de Compostela- en la que si no llueve, la bebida, digo la vida no tiene sentido. Si no llueve, la vida es una birra, digo una birria.

Ultrasónica dijo...

Pues dónde está el Paco Montesdeoca ese que le casco!

oitos dijo...

En Santiago la lluvia es arte, digo me harta.
Vida de mentira? eso me lo explique.

oitos dijo...

Ah! q es el nombre del blog, diox, pq siempre pregunto antes de mirar? la lluvia entumece mi cerebro?

vitore dijo...

¡ay oitos que te me despistas, jeje!.

Me ha asustado ultrasónica; al decir: "Pues dónde está el Paco Montesdeoca ese que le casco!". Al leer "casco" me he acordado no de los cascos aparecidos en el bonito desfile del ejercito patrio, sino del ínclito ex-ministro Álvarez Cascos. ¡Tiemble después de reír!. ¿No será mejor que llueva al fin y al cabo?.