miércoles, diciembre 14, 2011

Malas pulgas anónima

Esta mañana, como casi todas las mañanas, recorría las calles para ir a mi lugar de trabajo, siempre por el mismo itinerario, tan repetido, que aseguraría que mi coche, sería capaz de ir solo y se ha dado la circunstancia de que mucha gente pasaba por los otras veces, desiertos pasos de cebra.

Mientras escuchaba que Iñaki Urdangarín está indignado por haberse llevado solo 5 millones de eruracos y que Francisco Camps no ha usado nunca una tarjeta de crédito y por eso se ha comprado todos los trajes en efectivo y no tiene ticket, en uno de los últimos pasos de cebra, al lado del mercado de San Pascual, he dejado pasar a una señora con cara de malas pulgas, que me ha ladrado al hacerle un gesto con la cabeza, para que hiciese uso de su derecho a pasar por ese paso de cebra. Parsimoniósamente, ha caminado por ese interminable (para ella y para mí) paso de cebra y la mañana me ha parecido algo más oscura.

Ese sencillo gesto de la señora con cara de malas pulgas, ha hecho que las noticias de la mañana, hayan sido un poco más bellas...

2 comentarios:

Egú dijo...

Si lo mejor es, a ciertas personas, atropellarlas, que son cien puntos ;-)
Buenos días canijo

Sussupetalos dijo...

jajajajaja... Ponga una seniora con cara de malas pulgas en su vida y verá el resto color de rosa :D