sábado, abril 08, 2006

Divagación sobre algo

Estaba leyendo la última entrada de mmm... en la que nuestra compañera se lamentaba de su falta de continuidad en cuanto a publicación en su blog se refiere, pues pese a su intención de publicar algo cada día, dicho objetivo no se está cumpliendo.

Tras leer esto, divagaba yo sobre lo difícil que debe ser el arte de la escritura... En un segundo; mis pensamientos divagantes me han llevado -como en una especie de ventisca repentina- a lo difícil que debe ser todo tipo de expresión artística por poco autocrítico que se sea.

Cuando veo o leo que un escritor publica una “obra maestra” o un simple “best seller”, me lo imagino viéndose obligado a –como mínimo- igualar ese nivel o -lo que es peor- a igualar esas ventas de un libro que a lo mejor a él ni siquiera le ha encantado tanto como al lector y/o al editor.

Una vez conocí a una pintora que me contaba como le habían concedido una beca para asistir a unas jornadas en las que cada artista pudiera expresarse libremente. Me dijo que nunca había sentido tanto vértigo al estar en una enorme sala, con cientos de pintores como ella, como en un supermercado del arte o del alma. Allí estaba ella con sus pinturas, sus pinceles, su paleta, todo su pertrecho mientras su enorme lienzo blanco, desafiante y chulito le decía: “¡Venga, píntame!... ¿No ves que estoy desnudo?... ¿Es que no se te ocurre nada?...

Pintó algo, pero no fue su algo, ese algo magistral que cada artista busca y que cuando encuentra se convierte en un algo pasado, un algo bobo... El artista empieza a añorar y a desear otro algo distinto, otro algo nuevo y único y maldice el algo recién creado que desde luego no era el algo que siempre quiso o creyó querer.

16 comentarios:

Bereni-C dijo...

Es lo malo que tiene crear: la inspiración, las ideas o las ganas no vienen dadas a voluntad ni entienden de obligaciones. En el ejemplo concreto de los blogs, no deberíamos obligarnos a escribir aunque pasaran meses entre post y post. Ni tampoco dejar de publicar varios posts diarios si eso es lo que nos llama. De calidad ya hablamos otro día si eso.

Cinzcéu dijo...

En primer lugar, Vitore, me disculpo porque quizás este comment sea un poco largo.
Que inicies el post hablando de "arte de la escritura" y de "expresión artística" respecto de este formato explica algunas razones por las cuales leo este blog y otros los olvido.
Muchos escritores (y otros artistas) famosos no han tenido continuidad creativa alguna: Rimbaud fue un poeta de juventud, Rulfo tiene poco más que una novela corta, etc. Dicen que la inspiración existe pero debe sorprender trabajando, pero no dicen cuán frecuente es ni se distingue siempre inspiración de oficio.
La experiencia de tu amiga es terrible: si sos artista, artistá (con perdón del neoverbo) aquí y ahora, cada vez, siempre... y siempre es demasiado.
El tema da para muchísimo pero este comment no da para más (restricciones al artista y al no-artista) así que sólo un elogio: inteligentísimo y muy movilizador post.

mmm dijo...

ufff...que has hablado de mi...ya me he puesto roja...

Grismar dijo...

Complicado, cuando el arte se convierte en una profesión se asume una responsabilidad que no puede estar librada sólo a la inspiración. Pero tampoco se puede crear arte siempre que lo exijan. Cuando nos piden un trabajo lo hacemos a término y del mejor modo posible, si abrimos un blog nos comprometemos a postear, pero si alguien nos dice "quiero un cuento para mañana" todo se complica, como si el arte en esos casos debiese ser algo que llega a nosotros y no algo que vamos a buscar y cuando llegó o lo buscamos jamás conforma, como si no fuese la obra lo que vale sino el crearla. Sí que da para mucho este post.

Cobre dijo...

Si limitamos este tema al ámbito de los blogs, puedes notar leyendo algunos post q en muchas ocasiones la gente publica por q es lo q se espera, sin contar nada realmente. Supongo q se sentirá lo mismo a pequeña escala. Yo nunca he sabido lo q es esa "presión" pq no soy una de las bendecidas con ningún don artístico!.
Supongo q tiene q ser duro q tantos ojos estén pendientes de tu trabajo, de tu obra..

Un beso ;-)

1+ dijo...

Cinzcéu citó a Picasso (Cuando llegue la inspiración que te encuentre trabajando) y hay otra cita de él que me parece que viene al caso: Un pintor es alguien que pinta lo que vende; un artista, en cambio, es el que vende lo que pinta.
Cuando abrí un blog lo hice convencido de que no estaba comprometiéndome a postear regularmente. Al menos en mi caso no escribo lo que posteo, sólo posteo lo que escribo (cuando escribo... que últimamente no es muy habitual)

vitore dijo...

bereni-c: Es verdad que parece imposible escribir todos los días algo interesante. Mejor calidad que cantidad; sí. Besos.

cinzcéu: Y si nos vamos a la música; tema que me apasiona especialmente; cuántos autores no han podido "superar" una composición magnifica y se han repetido hasta la caricatura de sí mismos. Gracias por tus lisonjas. ;) Besos.

mmm: Esta vez has sido mi musa inspiradora... Besos.

grismar: Cuando por consejo de mi amigo harry.c decidí empezar a escribir en un blog, no tenía ni idea de las reglas no escritas que podría contener. Si entre ellas estaba el postear cada día, yo no lo cumplo, aunque si "mueva" el blog regularmente. Besos.

cobre: Al fin y al cabo los blogs pueden ser como la vida misma. En tu vida cotidiana, no siempre aparece a la hora de la comida una conversación interesante, inteligente o seductora... En realidad, casi nunca. Suelen ser vanalidades que a esas horas hasta se agradecen. Besos, niña.

1+: Interesantes citas (la de cinzcéu-Picasso y la de éste último). Y muy ciertas. Como ves coincido contigo en la publicación de entradas cuando te apetece. Besos.

Grismar dijo...

Vitore: perdón, creo que no me expliqué bien: no conozco las reglas no escritas del blog tampoco yo, hice las mías. Con el compromiso de postear no me refería a la frecuencia, eso es decisión personal, sino al choque entre un deseo y una responsabilidad que parece existir cuando hablamos de creación artística.

vitore dijo...

grismar: Te había entendido. El que luego se ha explicado mal he sido yo, jaja. Es cierto que la gracia no está tanto en la frecuencia como en el decir "algo". Si llegase a existir como una pesada losa ese "choque entre un deseo y una responsabilidad que parece existir cuando hablamos de creación artística", creo que dejaría de ser excitante o divertido o serio leer y ser leido en un blog. Beso.

Hang Tucker dijo...

Vito, te lo voy a decir en nuestro mejor estilo -algo que entenderán mejor Grismar y Cinzcéu-, tal vez no haga falta que lo explique, pero... vos me matás, Vito.

vitore dijo...

hang tucker: En este caso concreto, parece que no es tan malo que te mate. Gracias por dejarme intentarlo... ;)

mnkantavivir dijo...

Eso de la inspiración se la dejo a los "maestros" que bien lo hacen.
Aqui he encontrado verdaderos maestros en eso...que cuentan con una inspiración envidiable...
Pero esta se que viene a su antojo..lo que yo hago aqui, es simplemente poner lo que siento, y no tiene nadita de continuidad..para nada!!
en fin...es simplemente diversión para mi...un escape.
saludos afectuosos

Gnomofónimo dijo...

Vaya, pues... este, yoh!,... humm,
ya ves.
Saludos.

vitore dijo...

mnkantavivir: Pues es un buen objetivo; diversión... escape... ¿Para qué complicarse la vida escribiendo en un blog?. Salu2

gnomofónimo: Tú mismo lo has dicho. Nada más que añadir ;) Salu2

Andrea Recol dijo...

Querido Vitore:

Interesante tema planteas. Yo creo que existe una relación muy conflictiva entre creación artística y el arte de ganar dinero. La creación artística sale del alma y poco o nada le importan las ventas. Las ventas, salen del afán de supervivencia primero y luego de la ambición de poseer más. Por eso, no me extraña lo que le ocurrió a tu amiga pintora. La pintura que llevas dentro no es igual que una mercadería de un supermercado, sale por una necesidad interior y problemente muere como necesidad si se la obliga a salir a la fuerza.

Besos miles

SebastianDell dijo...

Bien, tú sabes que yo sí publico a diario. Y es cierto que me obligo a ello, aunque al principio más que ahora. No únicamente -mentiría si dijese que no influye- por los "lectores", sino por crearme una rutina, que no siempre tiene por qué ser mala. La pereza es una compañera de viaje no siempre deseable, incluso a la hora de hacer algo que te gusta. Así que a las diez u once de la noche cojo el portátil, y salvo noches de vacío, encuentro algo que contar, que por muy simple que sea, siempre consigo darle un par de vueltas y contarlo en segunda o tercera persona, o narrar en forma de historia una idea.

Aparte de que me gusta escribir -qué coño hago sino escribiendo cerca de tres o cuatro horas cada día-, es un poco como decía 1+ citando -creo- a Picasso: "Cuando llegue la inspiración que te encuentre trabajando". Y citando a Edison, yo diría que "El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor".

Pienso, en cualquier caso, que la inspiración, que el Artista, y nótese las mayúsculas, está sobrevalorado, a no ser que te dediques a hacer arte conceptual. Mi padre es pintor profesional, y dibujante. Comics y bodegones, ya sabes. Y al final, los cuadros no se pintan solos, ni los comics se dibujan solos. Para escribir una obra maestra sin duda hace falta inspiración (aunque más que eso, ser un genio), pero también hacen falta muchas horas delante de una mesa, muchas horas de sudor. Y ahí no hay artista que valga, hay, como decía aquel, sudor.

Para acabar, que ya sé que me estoy extendiendo (te cedo mi blog como compensación), no estoy de acuerdo en la relación conflictiva entre creación artística y ganar dinero. A cualquier persona le gusta trabajar en aquello en lo que disfruta, y un artista no es diferente; si puede ganarse la vida con sus obras, se dedica a lo que le gusta y además, tiene la satisfacción personal de saber que su obra gusta, ese toque narcisista que todos, y los artistas más que nadie, tenemos.

Ya. Fini. Lo siento, mil disculpas.